• En una iniciativa de Fundación Para el Progreso (FPP)

entevista libreria2Roberto Ampuero, uno de los autores más reconocidos de la narrativa hispanoamericana actual, es ex ministro de Cultura del gobierno de Sebastián Piñera, ex embajador en México, Senior Fellow de FPP, estuvo de visita en la Región de Los Lagos para conversar con distintos actores de la sociedad civil acerca del Chile de hoy y su contexto político y nacional, enmarcado en la gira “Conversemos el Chile de Hoy”, organizada por FPP en la idea de ofrecer un espacio de conversación constructivo acerca del momento político, económico y social de nuestro país, como una forma de contribuir al desarrollo nacional y mejorar la calidad de vida de las personas, especialmente en las regiones.

 

Tuvimos la oportunidad de conversar con Roberto Ampuero, en los salones de Librería Mac Kay, antes de que él iniciara una conversación con la comunidad local y respecto de su relación con FPP, nos contó:

 

“Soy Senior Fellow de la Fundación Para el Progreso. El otro senior fellow de la Fundación es Mauricio Rojas, profesor , académico , chileno fue parlamentario sueco, y nosotros tenemos un rol como de personas que comparten su experiencia en términos culturales, políticos, con sus visiones de mundo, ese es el rol. Participamos en actividades, reuniones de directorio, las asambleas generales, damos conferencias, dependiendo del tiempo en que estemos en Chile”

 

 

Esta gira “Conversando el Chile de Hoy” es la invitación de la fundación a visitar, en este caso, varios colegios, universidades, hacer actividades abiertas a la comunidad. Hablar con profesionales, empresarios, gente muy distinta de las ciudades, en el marco de que la concepción muy importante de la Fundación para el Progreso- que es una fundación liberal- y es que Santiago no es Chile, y lo que hemos establecido es un diálogo, hemos estado viajando mucho a regiones. Yo , por cierto, vivo parte del año en Estados Unidos y cuando vivo en Chile, vivo en Olmué, yo no vivo en Santiago. Yo soy de regiones, entonces, Mauricio Rojas, por ejemplo, viaja al norte, yo estoy viajando al sur, y conversando sobre las ideas liberales, sobre el análisis del país, sobre asuntos culturales, sobre nuestra experiencia, en el caso de Mauricio en Suecia, la mía en Estados Unidos …no somos políticos, no estamos identificados con ningún partido político, a nosotros nos interesa difundir las ideas liberales en Chile.

 

Qué es ser liberal?

 

Es una actitud ante la vida que tiene que ver con la tolerancia, con el respeto a los derechos individuales, con el respeto a lo que es la economía de mercado; entonces es una visión que está muy centrada en el respeto a la persona, a la diversidad, a la tolerancia, es una cultura de vida, es una convicción profunda de que no existen verdades reveladas en la política, que nadie es dueño de la verdad.

 

Tú lo puedes decir mejor que nadie ya que fuiste parte de las Juventudes Comunistas, después del golpe en Chile emigraste a Alemania Oriental y a Cuba, viviste la dictadura de izquierda y de derecha, te saliste del partido comunista…..

 

Claro, como diría un boxeador hay que garantizar el ring, hay que garantizar en los países las condiciones marcos para que se pueda desarrollar la libertad. Por ejemplo, el respeto a la libertad individual, el respecto a la elección de las personas, el respeto a las minorías, el hecho de que no existen verdades reveladas, la importancia que los individuos tengan derecho a desarrollar sus proyectos también en la economía. Que la libertad es una, no es solamente tener libertad de emprendimiento, por ejemplo, un liberal en realidad no puede dividir la libertad, la libertad es una sola, libertad de iniciativa, libertad empresarial, libertad de opinión, libertad de religión.

 

La libertad implica responsabilidad y te hace las tareas más difíciles porque no hay verdades reveladas, porque no hay orientación establecida, porque la verdad se va buscando, tiene que ver con tolerancia.

 

En este marco liberal, cuál es tu opinión del aborto, por ejemplo?

Mira, esto es importante, la Fundación no tiene – porque no es un partido político o una asociación doctrinaria- una definición con respecto a eso como fundación. Cada uno de los liberales tiene la visión que desee tener. La mía es que las tres causales que hay de aborto es algo que debiera legalizarse. Mi experiencia yo no la puedo separar, yo he vivido la mayor pare de mi vida fuera de Chile y los países que me han marcado, en términos muy positivos, han sido la vida en Alemania Occidental , en Suecia, y el estado donde yo vivo Iowa, o California y esas libertades están dadas. Está también dada la libertad con respecto a las minorías sexuales, en eso tengo una visión valórica liberal profunda. Eso no significa que la fundación tiene una política que diga esta es la visión que ustedes deben tener …habrá algunos que serán más conservadores al respecto, pero la mía es esa y lo fantástico es que tengo la libertad de plantearlo y decirlo y nadie te puede llamar al orden. Lo que si me podría llamar alguien al orden y decirme la opinión de la fundación es esta con respecto a estos temas que son tan delicados, a la hora de la discusión….no, la Fundación deja la libertad de las personas para que tengan su opinión, sin hablar en nombre de la institución y eso me parece muy importante.

 

¿Qué te llevó a ser Ministro del Cultura del Gobierno de Sebastián Piñera?

Hay una cosa, varios elementos importantes. Primero tendría que decirte que no estaba de acuerdo y no me convenció nunca una visión de la cultura por parte de la izquierda, que fue tomando cada vez más peso, de poner como actor central de la cultura la presencia del Estado. Ahí tenía una diferencia importante. Para el Presidente Piñera, y ahí yo me identificaba plenamente con él, la importancia era abrir sobretodo a las empresas y a los privados en general , desde empresas grandes hasta individuos, la posibilidad de, a través de facilidades tributarias, y para eso se impulsó una ley de donaciones culturales, pudieran también entregar donaciones y recursos en la cultura, es decir, que el financiamiento de las actividades en la cultura no solo depende del Estado , sino que participen en forma activa y sustantiva los privados.

 

El artista lo que necesita cuando llega la hora de hacer proyectos que no pueden financiar por si mismos, es la diversidad de alternativas en términos de financiamiento. No pude ser que el Estado sea el único que vaya a financiar, es importante abrirle la posibilidad de otras fuentes, ya que en la medida de que existan esas otras fuentes, el artista es libre del Estado y es libre de los funcionarios de turno.

 

Y esas fuentes se abrieron realmente, llegó esto más allá de la ley?

Tú sabes que en Chile alrededor del 20 0 25% del presupuesto que se destina a cultura viene del sector privado. Hay que incrementarlo como pasa en Estados Unidos, como pasa en muchos países europeos, como pasa en Australia. No es que tú elimines al Estado, sino que el Estado pone al máximo de contribuyentes en lo que es el financiamiento a la cultura porque tienes que garantizar al tipo, aunque sea de derecha de izquierda o de centro., que no dependa de un Estado que puede estar en manos de un partido de centro, izquierda o derecha. La libertad está dada por la diversidad.

 

¿Qué nos puedes contar respecto de tu nuevo libro “Sonata del Olvido”?

 

“Sonata del Olvido” aparece la primera semana de Noviembre, es una novela que se inscribe dentro del ciclo de novelas como Los Amantes de Estocolomo , Pasiones Griegas, pero es muy lúdica, es extraordinariamente lúdica. No te voy a contar la historia, pero es una novela que básicamente va a ser muy interesante para los lectores, habla del Chile actual. La primera parte transcurre en Estados Unidos, la segunda parte transcurre en Valparaíso, en un Valparaíso de hoy, con todas sus características que va desde lo cultural, los rayados, la suciedad, la decadencia de la ciudad, que es un panorama que a muchos porteños les inquieta.

 

A qué hora escribes?

Todos los días. Desde las 6 de la mañana hasta como las 10 de la mañana, sin parar y después leo, te intoxicas con tu literatura, así que me pongo a leer otra cosa.

 

Como te inspiras? Qué te hace escribir un libro como el de ahora?

Eso es muy difícil de explicar. Yo me dejo llevar por las ideas que me van conquistando y en la medida que van apareciendo escenarios, personajes eso va creciendo.

 

Es como si el libro se escribiera solo, lo he escuchado tantas veces?

Es como las relaciones de amor o el conocimiento en la amistad. Tú conoces a alguien y puede ir hacia el amor o la amistad, o las dos cosas, y tú no sabes cómo esa relación se va desarrollando. En la medida que esas personas se van viendo, en la medida que tú vas escribiendo esto tiene que ir tornando en algo que puede ser una gran amistad, compartir secretos, sentirse muy unidos.

 

Haces una maqueta de cómo va a ir el libro?

No, lo hice en las primeras dos novelas de Cayetano Brule, porque la novela policial te exige soluciones y ,después, lo dejé como una provocación, un reto, un desafío que sale de las circunstancias iniciales que tú planteas. Por ejemplo, los amantes de Estocolmo, parte de alguien que está sentado en Estocolmo frente al Báltico, en un escritorio, mirando el atardecer y ese era yo que estaba ahí y dije, a partir de aquí siento que hay una novela…..

 

Sientes pudor al escribir ciertas cosas en tus libros?

No son personales. Están tan modificadas , tan transformadas que no son personales. No es que tú estés hablando de ti, no es exhibicionismo, tú quieres compartir una experiencia que tuviste o que te contaron y eso es muy importante y, por ejemplo, me interesan mucho las relaciones de pareja en el Chile actual, la posición compleja para el hombre frente a una mujer que es profesional, que es independiente, , que toma decisiones, que son muy distintas frente a las mujeres de 50 años atrás y eso es para los hombres un reto, un desafío, les afecta su seguridad, porque se desarrolló , creció en una sociedad que todavía sigue siendo machista, y a mi me interesa esa mujer que está en los Amantes de Estocolmo, que está en Pasiones Griegas .roberto ampuero