La regla de oro en la manera de conseguir una salud perfecta es “beber más agua y zumos y comer menos”. Muchas verduras y frutas se pueden convertir en una forma de energía concentrada extrayéndoles el zumo. El zumo (el jugo con la pulpa) es la manera más fácil de consumir un elevado porcentaje de vitaminas y minerales. Además fortalecen y regeneran el cuerpo. Los zumos se asimilan a los 10-15 minutos de haberlos bebido. En realidad deberíamos decir comer zumos ya que es indispensable el masticarlos para ensalivarlos bien, al darlos a un niño, delo con una pajita para así ensalivar mejor. Los zumos frescos y crudos son alimento vivo contienen encimas que llevan vitalidad y energía a todas las células y genes. En la revista Appetite del 2000 se publicó que beber zumos de verduras fresco ante de las comidas, elimina un promedio de 136 calorías de los alimentos que coma, si se hace esto una 4 veces al día se puede bajar de peso manteniendo los nutrientes necesarios. Les adiciono una lista de zumos mas recomendados.

Zumo de zanahorias. Es rico en fitonutrientes en especial beta caroteno y vitamina A Fabuloso para el sistema inmunitario, respiratorio y cardiaco, 1 taza de zumo equivale a 4 tazas de zanahorias comidas trozadas.

Zumo de zanahoria y betarragas. Excelente para el hígado, para eliminar toxinas y fortalece el sistema inmunitario.

Zumo de zanahorias y apio. Provee vitamina A y muchos minerales importantes, es excelente par el sistema cardiaco, respiratorio e inmunitario.

Zumo de pepinos: El mejor para equilibrar las emociones y liberarse de sustancias como el alcohol, drogas o fármacos y nicotina. También es bueno para la piel, el cabello y las uñas. El pepino es un diurético natural, que elimina la hinchazón.

Zumo de perejil, zanahoria, betarraga, espinaca y manzana: Muy energético y sanador. A mi me gusta tomarlo por lo menos una vez a la semana.

Zumo de naranja y zanahoria: Deliciosa combinación dulce rica en ácido fólico, vitaminas C y A, y potasio. Excelente tónico para los sistemas inmunitario y respiratorio.

Beber zumos es una manera sensata, deliciosa y nutritiva de experimentar inmediatamente una oleada de energía y mejorar la salud general. Para seguir mi receta “bebe más, come menos”, comienza con dos vasos de 24 cl. de zumo fresco al día. Observarás cómo se estabiliza tu peso. A continuación, un modo sencillo de añadir zumo fresco a tu dieta.

La Inulina es una fibra dietaría y su principal fuente es la raíz de la achicoria, esta fermenta en el cólon transformándose en Ácidos Grasos de Cadena Corta sirviendo de base para los bífidos, (bacterias beneficiosas, productoras de acido acético, láctico, fórmico, además baja el PH en el intestino grueso, inhibiendo, el crecimiento de bacterias patógenas.) Se usa para controlar diarreas, regular la absorción intestinal, mejorar la absorción del calcio, reducir la absorción de lípidos, disminuir el colesterol en la sangre. En caso de hipercolesterolemia el consumo de 20 mg de inulina día, reduce el nivel de los trialcilgliceridos, en sujetos con colesterol sobre 250, 40mg día disminuye notablemente. Para un desayuno completo:

24 cl de zumo de naranja o piña mezclado con una cucharadita de proteína de soja y ½ cucharadita de bebida verde en polvo. (Pedirla en tiendas productos asiáticos)

 

Con el almuerzo:

24 cl zumo de zanahorias o de zanahoria y apio.

 

Con la cena:

24 cl de zumo de una mezcla de verduras. Trata de beberte la ensalada en lugar de comértela. Al principio hazlo sencillo y a medida que te vayas acostumbrando ve añadiendo verduras. Por ejemplo, pon el robot una zanahoria, un tomate, cuatro rodajas de pepino, cuatro hojas de col rizada, dos ramitas de perejil, tres inflorescencias de brócoli y una pizca de brotes de alfalfa, y obtendrás un fabuloso zumo para tener energía, prevenir el cáncer y mejorar la salud general.

Cuando te sientas dispuesto, comienza a disfrutar de un vaso de zumo de verduras o de frutas a media mañana, a modo de tentempié. Ésta es una manera perfecta de consumir las siete raciones de fruta y verdura al día y de aumentar el consumo de fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes. Incluso puedes probar con una mezcla de brotes de brécol y espinacas con una pequeña cantidad de manzana para endulzarlo. Para prepararlo, pon el robot cuatro inflorescencias de brócoli fresco, cuatro hojas espinacas, media manzana y mezcla. Este zumo será como una inyección de sulforafano, con sus propiedades anti cancerígenos, además de las saludables enzimas y nutrientes protectores del cerebro presentes en las espinacas. Beber zumos puede sanarte y salvarte la vida.

Armando Ide .

El OPI, para cualquier comentario, o consulta llamar al 977483742 o al mail idenualart@surnet.cl

 

 

Tu opinión es importante

Comentarios