Ocurrido en Llanquihue el 2015

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Puerto Montt rechazó –el miércoles 28 de septiembre recién pasado– la solicitud de la defensa de rebajar la sentencia dictada el 24 de enero pasado por el tribunal, que condenó a Roberto Mauricio Teihuel Cárdenas a 5 años y un día de presidio, como autor del delito consumado de robo con intimidación, ilícito perpetrado en febrero de 2015, en la comuna de Llanquihue.

En fallo dividido (causa rol 72-2015), el tribunal –integrado por los jueces Francisco del Campo, José Bustos y Cristián Alcántara– no dio “lugar a los solicitado por la defensa del sentenciado, por no eximir la ley 20.391 tal hecho de toda pena o aplicarle una menos rigurosa, sino manteniendo la sanción para el hecho que se ha solicitado eximir”.

 

La resolución establece que la sentencia recurrida, “estableció que el sentenciado Roberto Mauricio Teihuel Cárdenas y un tercero  previamente concertados perpetraron un robo con intimidación en las personas que describe en detalle, y tiene por establecido en el considerando décimo quinto del fallo invocado. Esto es, que dos personas se organizaron previamente para cometer un robo con intimidación. En el considerando vigésimo tercero de la sentencia -que se ha solicitado arreglar su juzgamiento o modificarla de acuerdo a la ley promulgada con posterioridad- el tribunal se extiende latamente sobre el hecho de la participación de las dos personas en el ilícito, señalando que hubo distribución de funciones entre ellos, que el hecho que hayan sido dos personas (…) ciertamente contribuyó a las acciones apropiatorias llevadas a cabo por cada uno de ellos otorgándoles en todo momento seguridad en su actuar, entre otros fundamentos. El tribunal considera asimismo -para la configuración de la agravante- lo declarado por el acusado Teihuel Cárdenas en el sentido en que si el tercero no llega con el vehículo y el arma él no habría realizado el robo porque no tendría como intimidar y no tendría el valor de hacerlo solo porque ninguno de ellos tendría el valor de hacerlo. La sentencia redunda incluso en comunicaciones previas y posteriores al hecho punible  vía WhatsApp entre los sentenciados”.

 

“En tal circunstancia –continúa– los hechos establecidos en la sentencia recurrida, configuran la agravante del artículo 449 bis del Código Penal nuevo agregado por la ley 20.931 por lo que no resulta procedente la norma del artículo 18 del Código Penal al no aplicarle la nueva ley una pena menos rigurosa o exima el hecho de toda pena”.

 

Decisión adoptada con el voto en contra del juez José Bustos, quien estuvo por acoger la solicitud de la defensa y condenar a Teihuel Cárdenas a 3 años y un día de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva.

Tu opinión es importante

Comentarios