Las charlas y trabajos prácticos fueron realizados por los científicos Carlos García, Diego Figueroa y Héctor Contreras

DS Frutillar

Con charlas, trabajos prácticos en laboratorio y encuentros didácticos con los más pequeños, la comunidad escolar del Instituto Alemán de Frutillar celebró la Semana de la Ciencia, espacio que sirvió para acercar a alumnos de enseñanza básica y media con distintas disciplinas y metodologías, incluyendo por ejemplo avances en el uso de proteínas para la detección precoz del cáncer, o el estudio de fenómenos de alto impacto en los ecosistemas marinos sureños, como la marea roja.

Carlos García, académico e investigador de la Universidad de Chile, doctor en biotecnología y experto en floraciones algales, indicó que resultó muy positiva y motivante la interacción con los alumnos como forma de sociabilizar tanto los resultados de investigaciones específicas como también el método científico en general. “Estos contenidos que se hacen a nivel científico difundirlos desde el laboratorio hacia los colegios para que puedan tener la difusión y que estos niños puedan ser un vector de comunicación hacia sus papás, hacia los demás compañeros u otros colegios”, recalcó García.

En la ocasión el investigador estuvo acompañado por el tecnólogo médico Diego Figueroa, quien destacó la buena preparación y conocimientos de los estudiantes, subrayando además la necesidad de entregar acceso al conocimiento científico a las distintas comunidades a lo largo del país. “Uno se encierra en el laboratorio y conversa entre los mismos científicos, los mismos compañeros, y la idea de la ciencia es difundirla porque finalmente es un bien público la investigación, hay que potenciarla un poco más en el país y obviamente en regiones, que no sea tan centralizada”, afirmó Figueroa.

Por su parte, alumnos de enseñanza media vivieron un interesante acercamiento al quehacer científico al realizar un taller práctico con el investigador y doctor en biología Héctor Contreras, quien explicó avances y metodologías para la detección precoz del cáncer, manifestándose además agradecido por la buena recepción y preparación de los alumnos.

“Tuve la oportunidad de estar haciendo tres presentaciones más el práctico con diferentes niveles. Los niños son tremendamente preguntones, son muy inquietos y tiene mucho conocimiento básico, y lo que más me llama la atención es que aquellos estudiantes que incluso no son del área científica se interesaron mucho más casi que los del área. Por ejemplo los que son del área humanista hicieron muchas preguntas, muy inquietos, tremendamente amables y muy respetuosos, así es que estoy súper agradecido de la invitación y de los estudiantes que nos dieron una muy buena acogida” señaló Héctor Contreras.

Los expositores que participaron en esta versión de la Semana de la Ciencia del Instituto Alemán desarrollan proyectos de investigación financiados por fondos del programa Fondecyt, los que incluyen actividades de extensión y difusión como las charlas y talleres prácticos desarrollados en Frutillar.

Tu opinión es importante

Comentarios