200 representantes de colegios de la Región de Los Lagos participaron de la actividad que abordó temas como mediación y la Ley de Inclusión, entre otros

 

“La convivencia escolar y la mediación como resolución de conflictos”, tuvo por nombre el Seminario organizado por la Superintendencia de Educación y que congregó a 200 directores, encargados de convivencia y profesionales de establecimientos educacionales de toda la Región.

El panel de expositores estuvo compuesto por: Isidora Mena, directora ejecutiva de Valoras UC, psicóloga clínica y educacional y doctora en ciencias de la educación; Mónica Valdés, abogado y coordinadora nacional de la Unidad de Mediación de la Superintendencia de Educación; y Úrsula Araya, directora de la Escuela Licarayén de Puerto Montt, profesora y magíster en educación.

Isidora Mena, señaló que su presentación consistió en “la necesidad urgente de hacer cambios en la escuela, porque estamos con un problema de convivencia real y aprovechar ese problema, junto con la ley, para poder hacer un cambio a través de estrategias que tienen que ver con convivencia, desde cómo sonreír un poco más hasta cómo hacer el reglamento para que sea un instrumento real de formación y de aporte a la convivencia que requiere el siglo XXI para aprender”, puntualizó.

Por su parte Mónica Valdés detalló acerca del sistema de Mediación de la Supereduc que “el objetivo era difundir el nuevo mecanismo para abordar los conflictos al interior del colegio, conflictos que afectan la convivencia escolar y el aporte del servicio de mediación, en el cual las partes voluntariamente pueden conversar sobre el problema que tengan y en conjunto construir una solución, todo esto en pos de mejorar la convivencia en los colegios que es un tema que a todos nos tiene muy preocupados”.

El seminario finalizó con la exposición de la Directora de la Escuela Licarayén, quien presentó de manera lúdica las estrategias que han desarrollado para mejorar la convivencia al interior del establecimiento.

“Es una muy  buena oportunidad para compartir, para aprender, el trabajo colaborativo es fundamental para que las escuelas seamos más eficientes y darle el lugar que merece la convivencia. Hemos abordado la convivencia desde el refuerzo positivo, nos dimos cuenta que lo punitivo no nos estaba resultando efectos esperados, por lo que cambiamos el paradigma y nos está dando  muy buenos resultados, porque hemos subido nuestro índice de asistencia, baja accidentabilidad, hay menos niños con problemas de disciplina, la escuela se mantiene más limpia, más ordenada, están más a gusto y nuestros resultados de aprendizaje han mejorado”, manifestó Úrsula Araya.

Víctor Reyes, Director Regional de la Superintendencia de Educación, explicó que “esta iniciativa se enmarca en el Plan Regional de Derechos Educacionales, el que busca orientar e informar a la ciudadanía en el ejercicio de los derechos y deberes, en el marco de la normativa vigente”.

 

Tu opinión es importante

Comentarios