Actualidad

Aumento de las infecciones de transmisión sexual y VIH, por Sigrid Domke Directora carrera de Obstetricia y Matronería USS

El Heraldo Austral
Autor Portada: Sigrid Domke Directora carrera de Obstetricia y Matroneria

En relación al sostenido aumento de las ITS y VIH en nuestro país, muchos han señalado que tiene que ver con las campañas que se realizan en los medios de comunicación, campañas que son ejecutadas por periodos de tiempo determinado y que no han evaluado el real impacto  que tienen en la población. Creo que las alternativas que más se acerca a una educación continua sobre el tema, es poder contar con espacios amigables donde exista una profesional matrona que este encargada de realizar las orientaciones y con la información que se requiere para tomar las decisiones informadas.

La educación en la promoción y prevención de la salud en temas relacionados con las Infecciones de transmisión sexual es esencial como primer paso para cuando las campañas de prevención sean masivas, esto es fundamental para conocer cuál es el objetivo del examen, las vías de transmisión, conocer las ITS, saber si el examen se está realizando según los tiempos necesarios para obtener un resultado seguro; es donde me pregunto si es una herramienta de prevención segura. O solo es útil para evaluar mi estado de salud actual, sin duda es beneficioso hacerlo, pero a mi parecer no está atacando el tema de base que es el riesgo de adquirir la infección, creo que es aquí donde debemos reforzar acciones entregando una educación permanente, evaluando conductas de riesgo y trabajar en conjunto con los establecimientos educaciones, sin duda esta estrategia podría dar resultados a largo plazo. Las matronas contamos con las competencias necesarias para cumplir con estos objetivos, esperemos que esta iniciativa se logre implementar en otros centros, ya que en algunos lugares de la región ya se cuenta con la profesional matrona dentro de los colegios para apoyar la prevención de las ITS /VIH y  fomentar el autocuidado de nuestros adolescentes.

En el caso de la ITS, he podido observar una falta de información en relación a los daños que pueden provocar a nivel de la fertilidad y la salud de la personas una vez que ha adquirido una ITS., hay ITS que son ocasionadas por bacterias, (gonorrea, sífilis) que la ser diagnosticadas y tratadas tienen cura, pero que al tener nuevamente contacto con el microrganismos pueden volver a adquirir, no se adquiere inmunidad como  muchos creen, en el caso de las mujeres el diagnóstico oportuno de algunas ITS no es tan adecuado, debido a que muchas veces son asintomáticas,  esto puede ocasionar al largo plazo problemas de infertilidad y de trasmitir la   infección. Cuando hablamos de ITS Virales, (Condilomas acuminados, Herpes tipo 2, VIH) lamentablemente al ser un virus ingresa a su organismo y no se puede erradicar, manteniendo la posibilidad de transmisión siempre, muchas veces esta información no es conocida y se asume que al no tener ninguna lesión visible no se puede transmitir, sin embargo aquí ocurren excreciones virales asintomáticas  de la infección, si bien es cierto   el uso correcto del preservativo disminuye la posibilidad de trasmisión de las ITs, en el caso del VIH la suprime un 100% siempre y cuando sea usado correctamente, este último punto muchas veces no explicado a los adolescentes, por lo que se asumen lo usan bien.

El sentido de normalización que se les da actualmente al VIH hace que los jóvenes no le tomen el real peso a la infección y desconozcan las complicaciones de la infección a largo plazo y el uso de los medicamentos permanentes, se ve actualmente en en los jóvenes como una patología que se puede vivir con ella, pero no se ha visualizado las limitaciones en cuanto a su salud que esto conlleva, es aquí donde debemos dejar de normalizar el VIH, si bien es cierto actualmente se ha convertido en una situación crónica de salud, tal como la diabetes y la HTA, sin embrago estas últimas son crónicas no transmisibles, en este caso es más difícil evitar su aparición, ya que además contamos con un componente hereditario, no así en  el VIH, donde las vías de transmisión son  conocidas y evitables,  solo utilizando las medidas de prevención básicas necesarias y que se deberían conocer para poder evitar la trasmisión del virus.

 

Sigrid Domke

Directora carrera de Obstetricia y Matronería USS