Actualidad

"Cáncer de piel", por Esteban Avello Dermatólogo Centro de Consultas Clínica Puerto Varas

El Heraldo Austral

El cáncer de piel corresponde a un grupo de tumores muy variados que aparecen en la piel. Habitualmente se divide en melanoma, que es el cáncer derivado de los lunares, y no-melanoma, que es el cáncer que viene de otras estructuras de la piel.

La principal causa de cáncer de piel es la exposición a luz solar excesiva (o solárium). El efecto es acumulativo en la vida, por lo que evitar quemaduras solares en edades tempranas es la mejor forma de prevenir a futuro.

Una de las principales herramientas que tenemos para combatir efectivamente el cáncer de piel es la detección precoz de los tumores, y el autocuidado junto con la consulta oportuna con un dermatólogo son fundamentales para este objetivo.

Los tumores de piel se pueden presentar en cualquier tipo de paciente, de cualquier raza, y en cualquier zona de la piel, pero es mas frecuente verlos en pacientes mayores de 30 años en piel expuesta frecuentemente al sol. Las formas de presentación pueden ser muchas, no solo lunares feos. La recomendación es consultar con un dermatólogo ante cualquier mancha, lunar o grano que cambia rápidamente, que sangra o se hiere fácilmente, que tiene una costrita que va y viene hace meses, o que se ve distinto a todos los otros granitos que puede tener un paciente.

En el caso de los lunares, se recomienda la regla del ABCDE, A por Asimetría, cualquier lunar en que una mitad se ve distinta de la otra. B por Bordes, si los bordes del lunar se ven irregulares o cortados. La C es por Color, si tiene mas de 3 colores diferentes, por ejemplo, negro, café y rojo. D por Diámetro, si es mas grande que la goma de un lápiz de colegio. Y finalmente el punto más importante, la E es por Evolución, cualquier lesión, granito, mancha o lunar que aparece de la nada o que estaba y repentinamente empieza a cambiar debe ser evaluado rápidamente.  

Actualmente la cirugía es el tratamiento más efectivo para el cáncer de piel, si bien en los últimos años se han desarrollado medicamentos y otros tratamientos muy prometedores para cáncer en etapas avanzadas. Un cáncer de piel detectado en etapas tempranas puede ser curado con cirugía en la gran mayoría de los casos, con resultados excelentes, mientras que un cáncer de piel diagnosticado tarde puede dejar secuelas estéticas y funcionales graves para el paciente o incluso ser mortal.

La mejor forma de prevenir el cáncer de piel es evitar el sol excesivo y las quemaduras solares, en especial entre las 11 y las 15 hrs, que es cuando llega a la tierra la radiación solar más dañina, utilizar ropa protectora y filtro solar sobre factor 30 en buena cantidad y reaplicar cada 3 hrs como mínimo en todas las zonas expuestas, evitar a toda costa el solárium y consultar rápidamente a su dermatologo ante cualquier lesión sospechosa.

 

Esteban Avello

Dermatólogo

Centro de Consultas Clínica Puerto Varas