Educación

Ser nutricionista, más que una cuestión de peso

El Heraldo Austral

Estudios demuestran que la alimentación es un pilar fundamental en la prevención de enfermedades. Nuestra población está envejeciendo y por ende se hace necesario contar con profesionales especializados en la Nutrición.

Desde la salud pública existe la necesidad hoy día más que nunca que la dinámica social de promoción y prevención de las enfermedades tome un rol protagonista en temas de Nutrición y alimentación sana y saludable para el bienestar de la población.

Según la última encuesta nacional de Salud (2016-2017) un 86,7% de la población de nuestro país mayor de 15 años, es sedentaria y un 74,2% presenta malnutrición por exceso (ya sea sobrepeso, obesidad u obesidad severa), pero tal como se señala en el encabezado no es sólo un tema de peso, sino más bien de bienestar y por ende de calidad de vida. Es ampliamente conocido que a mayor sobrepeso y obesidad mayor prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles como Diabetes Mellitus tipo II, hipertensión arterial, dislipidemia, asociado a enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de Cáncer, todas estas asociadas a los estilos de vida saludables.

“Nuestra población está envejeciendo, y por ende se hace necesario contar con profesionales especializados en la Nutrición, Ser Nutricionistas significa en el futuro estar presentes en las personas para poder generar cambios e impacto real en la vida y bienestar de las familias, significa ser líderes y protagonistas de las decisiones que selecciona la población y el entorno en este cambio social que se está generando hoy en día, estar presentes en la educación escolar, en las etapas de gestación, en los adultos mayores, en los deportistas, que el diagnostico de una enfermedad de tipo nutricional genere menos impacto en la calidad de vida” señala Carolina Maragaño, directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la UST.