Local

Alcalde Bahamonde ordenó sumario e interpuso demanda civil y querella criminal contra funcionario Municipal por supuesto perjuicio a las arcas municipales de 3.5 millones de pesos

El Heraldo Austral

El Alcalde Bahamonde junto al abogado Rodrigo Flores, presentó una demanda civil y una  querella criminal contra el funcionario de Control Municipal, “que mientras se encontraba con licencia médica, recibió doble pago de sueldo” señaló comunicado emanado desde el municipio.

“La querella criminal es por apropiación indebida, estafa y otros engaños, la que fue presentada el (mediodía del jueves pasado) en el Juzgado puertovarino por el alcalde Ramón Bahamonde en compañía del abogado Rodrigo Flores. A ella se suma el proceso sumarial iniciado hace pocos días y una demanda civil que exige la restitución de los recursos que, el denunciado, no debió percibir y que representa un perjuicio para las arcas municipales” reza el comunicado, en el cual el asesor legal de la Municipalidad explica que “estas acciones se fundamentan por cuanto el funcionario en cuestión, durante el periodo en que estuvo con licencia médica, cobró su remuneración por parte del municipio, a la vez que también recibía el pago desde la entidad de salud correspondiente”.

“Eso fue detectado -afirmó el profesional- y el alcalde como funcionario público está en la obligación de hacer efectiva la responsabilidad. Hizo efectiva la responsabilidad administrativa, se instruyó un sumario que está en tramitación. El mismo alcalde conversó, tengo entendido, con el funcionario, manifestándole que devolviera los recursos y como no lo hizo, el alcalde se ve en la obligación de hacer la demanda civil para obtener la devolución de estos recursos, que es un detrimento al patrimonio municipal, que es lo que debe custodiar y resguardar la primera autoridad. También presentamos la querella para que el Ministerio Público investigue si hay un hecho constitutivo de delito”.

Flores señaló que espera que el Ministerio Público establezca la responsabilidad sobre el posible delito funcionario cometido en detrimento de la municipalidad, y que el juzgado de letras exija la devolución de los recursos que ascenderían a una cifra cercana a los tres millones y medio de pesos.

Por su parte, Bahamonde reiteró su desconfianza en el funcionario denunciado y señaló. “Este señor pidió casi seis meses de licencia y lo sorprendente es que la municipalidad le pagaba los sueldos y, además, se aprovechaba de ir a cobrar las platas que le correspondían a la municipalidad en devolución de la Isapre hacia los caudales municipales. Este caballero cobraba dos sueldos y queremos establecer que si teníamos un director de control de esa envergadura, que se aprovechaba de los resquicios legales para tener posturas incorrectas, con qué confianza iba a actuar la actual administración”.