Local

Juzgado de Puerto Varas acoge demanda de hija de Tompkins por herencia del millonario

El Heraldo Austral

Acción legal busca que a Summer Tompkins se le reconozcan sus derechos como heredera.

Ante el Juzgado de Letras de Puerto Varas fue presentada una demanda en la que Summer Tompkins, hija del primer matrimonio del fallecido Douglas Tompkins, solicita ser reconocida como heredera de su padre.

La hija del millonario ecologista -quien murió en un accidente en kayak en el lago General Carrera el año 2015-, fue dejada fuera del testamento y busca restituir sus derechos mediante la nulidad, o en su defecto la reforma de éste.

En la demanda, que es patrocinada en representación de Summer Tompkins por el abogado Florencio Bernales, del estudio de abogados Cariola Diez Perez-Cotapos, se explica que se pretende obtener los derechos que le corresponden como legítima heredera de Douglas Tompkins. En el texto se argumenta que se creó una estructura legal con el único objetivo bloquear el acceso de sus herederos a los bienes del empresario, contraviniendo explícitamente la legislación chilena, país en el que el fundador de North Face y Esprit residió por más de 20 años, y donde murió.

Según han afirmado los abogados, esta reclamación no persigue el legado del ambientalista a través de los parques entregados y comprometidos al Estado chileno, que se encuentran bajo la administración de fundaciones. Afirman que la fortuna que dejó el empresario permite preservar su legado, y a la vez  cumplir con las obligaciones de herencia que exige la ley.

 

Tramitación

El tribunal  acogió a tramitación la acción legal, ordenando que se notifique personalmente a las demandadas, Kristine McDivitt Tompkins, viuda de Douglas Tompkins, y Debra R. Ryker, la co-administradora del “The Douglas Tompkins Revocable Trust”,  que forma parte de la estructura legal creada por el millonario y que contiene sus activos.

Kristine McDivitt Tompkins deberá ser notificada en su domicilio en Puerto Varas, después de lo cual tiene  15 días hábiles para contestar la demanda.

Por su parte, dado que Debra R. Ryker tiene su domicilio en California, el Tribunal dispuso que deba ser notificada a través de un exhorto internacional y ella dispondrá de  un plazo total de 38 días hábiles para contestar la demanda.