Local

Mesa Técnica del Lago Llanquihue se declaró conforme con trabajos que a la fecha ha realizado sanitaria en Puerto Varas

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Conformidad con los avances que ha realizado la empresa sanitaria ESSAL para superar los episodios de descargas de aguas servidas al lago Llanquihue en Puerto Varas, fue la conclusión a la que llegaron los miembros de la Mesa Técnica integrada por diversos servicios públicos y coordinada por la Seremi del Medio Ambiente.

En la última reunión de 2017, realizada en dependencias de la Intendencia Regional y a la que asistieron miembros de la comunidad de Puerto Varas, los ejecutivos de la empresa dieron cuenta de la instalación de una segunda bomba de resguardo en la planta elevadora de aguas servidas ubicada en el sector Santa Rosa, aumento de holgura de elevación de 30 litros por segundo del sistema y limpieza de 33 mil metros lineales de la red de alcantarillado, entre otras acciones.

El gerente de Planificación, Ingeniería y Sistemas de ESSAL, Mario Riveros, destacó que el Plan de Detección y Desconexión impulsado por la empresa está dando buenos resultados: “A la fecha se han desconectado ocho sumideros y tres sistemas de drenaje en espacios públicos, cursando más de 200 notificaciones a propiedades privadas con conexiones irregulares”, detalló.

El Seremi del Medio Ambiente, Jorge Pasminio, valoró los resultados que han tenidos los trabajos de Essal, asegurando que son el punto de partida para dar solución definitiva a las descargas de aguas servidas que sufre el cuerpo lacustre por el uso de aliviaderos de tormenta: “Hoy día ya se están entregando resultados que son positivos en el sentido que hay avances con respecto a las soluciones de corto plazo. Lo que nosotros esperábamos es que antes de la época estival tener el refuerzo de la expulsión de aguas servidas y la eliminación de aguas lluvia, lo que ha permitido en los últimos meses bajar el uso del aliviadero de tormenta de 9 veces a 1 una vez en igual lapso de 2016 y 2017”, explicó.

Durante la presentación, el jefe del Departamento de Medio Ambiente de Essal, Marcelo Cofré, aseguró que con los trabajos se ha logrado disminuir el ingreso de aguas lluvias a la napas con un potencial superior a los 400 litros por segundo, equivalente a 7 veces el caudal de aguas servidas generado por toda la población de Puerto Varas.

Durante la sesión se insistió en la importancia de avanzar en un Plan Maestro de Aguas Lluvia por parte de las autoridades, de acuerdo a lo que establece la Ley Nº 19.525, sin perjuicio de las medidas de corto y mediano plazo que la sanitaria se encuentra implementando en el marco del Plan de Reforzamiento y sus inversiones proyectadas por más de 7 mil millones de pesos.

Por último, se reforzó el llamado a crear conciencia ciudadana sobre el buen uso de la red, asociado a la protección del lago y cuidado del medioambiente. “Estamos comprometidos en actuar con sentido de urgencia, contribuyendo técnicamente para ir más allá del cumplimiento legal y normativo y participar proactivamente en la búsqueda de soluciones, para la cual estamos trabajando para disminuir el ingreso de aguas lluvias al sistema, reforzar la infraestructura sanitaria y contribuir desde nuestro rol técnico al fortalecimiento del monitoreo del estado de Lago Llanquihue”, indicó el representante de la empresa sanitaria.