Local

“No impongan, escuchen” fue el llamado de la comunidad respecto de la presentación del Proyecto de Estacionamientos Subterráneos

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Un poco más de 60 personas se reunieron el pasado martes, en el Salón Azul del Municipio de Puerto Varas, a escuchar la presentación de la empresa DHU, encabezada por Cristian Solano, y el abogado Enrique Cárdenas, acerca del proyecto de estacionamientos subterráneos que está desarrollando la mencionada empresa.

El proyecto de estacionamientos subterráneos está proyectado bajo la calle San Pedro, la cual se peatonalizaría y se construirían 200 estacionamientos subterráneos, prohibiendo el estacionamiento en superficie en todo el centro y esto complementado con estacionamientos en la primera terraza en las calles: Klenner, La Paz, Mirador, Verbo Divino y Santiago.

La comunidad presente en la reunión tenía muchas consultas respecto del proyecto, y la principal de ellas fue: ¿Por qué se decidió emplazarlo en pleno centro?. Los asistentes señalaron que si la idea era sacar los autos del centro, entonces cómo es que se estaban proyectando estacionamientos en el centro, los cuales crearían tacos a la entrada y a la salida de dicho estacionamiento.

También señalaron sus aprehensiones respecto a los efectos que tendría en las casas del centro, sobre todo las de calle San Pedro, el proceso de construcción por la vibración de las máquinas que se utilizan, además de los efectos que tendría para el comercio el tener la calle San Pedro cerrada por un año o año y medio.

Otros señalaron que en la esquina de San Pedro con Portales había un sitio de estacionamientos, donde un empresario local pretendía construir un edificio de estacionamientos lo que ahorraría mucho dinero y molestias a la comunidad.

También, uno de los asistentes recordó cómo los estacionamientos subterráneos en Puerto Montt habían liquidado la vida en el centro de la Capital Regional, y con ella el comercio, y que lo mismo pasaría en Puerto Varas.

Una de las intervenciones que más aunó criterios fue la de Ruth Igor, vecina del Barrio Patrimonial de Puerto Varas, quien explicó que cuando el MINVU llevó a cabo el proyecto “Quiero Mi Barrio” en el Barrio Patrimonial de Puerto Varas, que significó realizar muchos proyectos de mejora, los vecinos del Barrio Patrimonial trabajaron en conjunto con el MINVU, entidad que se preocupó de interactuar con los vecinos y de conocer y plasmar en los proyectos lo que los vecinos querían para su barrio y “eso es lo que le hace falta a este proyecto, conocer lo que la gente quiere para Puerto Varas: “No impongan, escuchen”.

Preguntamos a los asistentes a esta reunión, para efectos de conocer qué pensaba la mayoría de los que estaban ahí, quienes estaban en desacuerdo con los estacionamientos subterráneos en el centro, y la mayoría levantó la mano.