Local

No se pierda Exposición “Circulación” de Andrés Vio, Círculos y Trazos que encantan de mano de uno de los artistas visuales más reconocidos del país

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Meticulosidad, pulcritud y delicadeza son algunas de las cualidades que por años han destacado en cada una de sus obras y que lo han llevado a ser uno de los artistas visuales más reconocidos del país. Obras que partieron con la utilización de materiales como el papel de diario, y que hoy se transportan a la tela, donde los trazos y la combinación perfecta de colores, dan paso a su más reciente trabajo: “Circulación”. Del 9 de abril al 19 de Mayo en el CAMM, Sala de Artes Visuales 2do piso

De hablar pausado y mirada profunda, Andrés Vio se sienta en una de las sillas dispuestas en la sala de artes visuales del Centro de Arte Molino Machmar. Con tranquilidad y espontánea cercanía, entabla diálogo con los asistentes al conversatorio convocado para inaugurar la exposición recién montada que reúne sus últimos trabajos. En ese contexto y con palabras que, a ratos, parecieran no alcanzar a expresar todo lo que siente, cuenta algunas anécdotas de sus inicios, de cómo le ha costado dejar el blanco y negro del comienzo para dar paso a los colores. De su conexión con los círculos y cómo lo sobrelleva en su vida diaria, con una casa donde también resaltan dichas figuras y una hija que añora tener un living “normal”.

“El círculo es un contenedor de este nuevo hacer. Con el papel de diario si yo hacía una varilla, lo más natural era hacer un espiral con esa varilla. Hay una consecuencia entre lo que estás haciendo y la forma de construirlo. Entonces, en mi trabajo siempre lo más importante para mí es que la forma de construcción sea el protagonista de la obra y no la imagen. Y en el punto que estoy, para realizar eso ocupo el círculo como contenedor”, explica.

Una figura geométrica neutral que, en esta oportunidad, es la protagonista de cada una de las obras exhibidas, donde a simple vista parecieran ser hermosos tejidos con un perfecto juego de colores, que, asegura, responde al tratar de “simular una escritura con pincel y óleo y también al dibujar la trama de la tela, entonces siempre tiende a parecerse a algo más bien textil”.

Y es que es necesario acercarse para comprobar que efectivamente se trata de trazos hechos con lápiz grafito sobre tela, de dibujos realizados con un torno mezclados con la antigua técnica del papel de diario. Ese mismo que producto de su dislexia, prefería no leer y que lo inspiró a realizar sus más destacados trabajos.

“Siempre como que vi el texto más que lo que leí, entonces de ahí empecé a ver el diario desde otra forma. Los textos para mi eran tramas, repeticiones. Entonces de ahí empieza el origen de mi trabajo. También trabajaba el tema de la forma del papel de diario, era una forma plana, rectangular y yo la hice volumen, la hacía varilla, espirales, y así cambiaba todo el aspecto físico y material del diario”.

 

Incorporando colores

En sus obras se puede apreciar una evolución que no sólo gira en torno a los círculos, sino también en los colores, donde cada uno es la mezcla de varios otros. “Antes trabajaba mucho con blanco y negro o con el color del material que estaba ocupando. Pero después empecé a meter un poco el color porque la misma arquitectura creativa, la misma arquitectura del quehacer del trabajo lo fue pidiendo.”

Una transición que a todas luces ha sido perfecta, donde siempre está presente el negro para neutralizar y contrastar, pero que para él no ha sido fácil. “El color para mi es muy trabajoso, es difícil, me cuesta mucho. Es algo que lo cuido mucho, lo desarrollo, porque hay que combinarlos. Además, el color es muy decorativo, es como relleno de algo y justamente eso es lo que no quiero hacer, sino más bien que el color obedezca al proceso y construcción de la obra”.

Una suma de elementos y experiencias que abren paso a “Circulación”. Muestra que estará disponible hasta el 19 de mayo y donde él mismo anticipa que “se van a encontrar con una interacción de trabajos muy recientes y trabajos un poco más antiguos. Y la idea es que la gente venga y recorra la exposición, porque hay una lectura, un proceso, por lo cual es súper importante venir y estar presente”.-