Local

Por Contaminación de las Aguas del Lago Llanquihue: Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Puerto Varas pide se retome el trabajo de la Mesa Técnica

El Heraldo Austral

También piden que tan pronto sea posible sean eliminados los aliviaderos de tormenta del Lago Llanquihue

En comunicado entregado en nuestras oficinas de redación por la Presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Puerto Varas, Ingrid Bartsch, los vecinos agrupados en esta organización presentan su preocupación por la contamianción de las aguas del Lago Llanquihue.

“La Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Puerto Varas -señala el documento- mediante este comunicado expresa el sentir ciudadano ante el actual nivel de contaminación que presenta la bahía de Puerto Varas producto de las frecuentes descargas de aguas servidas que la sanitaria Essal vierte sistemáticamente en la playa de Puerto Varas sin tratamiento alguno. Al mismo tiempo, por el plan de mejoras presentado por Essal ante la mesa técnica del lago Llanquihue que no da ninguna garantía que este problema se solucionará significativamente y tan pronto como sea posible”.

“Este sentimiento de impotencia y frustración se fundamenta en lo siguiente: Que el problema se presenta hace décadas en la ciudad, que en marzo del 2017 presentamos denuncias por el alto nivel de contaminación del lago, que en agosto del año 2017 la comunidad marchó para solicitar soluciones concretas y urgentes, que la playa no se habilitó para el baño durante toda la temporada estival 2017-2018 recién pasada producto del alto nivel de contaminación, que participamos de una mesa técnica durante el 2017 la que no logró generar un trabajo eficiente debido a que no contamos con un diagnóstico transparente realizado por una entidad externa que dé cuenta de cuáles son las causas de este problema y cuál es el peso relativo de cada agente causal. Es más, aún no contamos con un diagnóstico. Esto último es fundamental para poner las energías y recursos en los problemas sustanciales y tomar decisiones que apunten a soluciones definitivas”.

“Nos preocupa enormemente que Essal haya presentado una propuesta de mejoras poniendo el foco en soluciones que dependen de terceros y no en reparar los problemas internos que tendría su red sanitaria, particularmente en el casco histórico y en las cotas más bajas de la ciudad, próxima a la planta elevadora. No nos parece eficiente que se destinen recursos y se priorice estudiar la bahía, monitorear por años, evaluar nuevas posiciones para descargar, cuando entendemos que Essal debe aislar su red sanitaria del suelo constantemente saturado de agua en nuestra ciudad y de esta forma no requeriría los aliviaderos de emergencias”.

“Nos parece insólito que en las últimas reuniones de la mesa técnica, Essal planteara como solución extender el ducto de aliviadero de tormenta o cambiarlo de posición, cuando la comunidad exige que se elimine. Más aún, cuando la corte de apelaciones de Valdivia determinó el cese de éstos por parte de Essal en el caso del lago Panguipulli. Si efectivamente este ducto se usara solo para emergencias o casos extremos no se justificaría extender o trasladarlo”.

“Nos llama la atención que Essal no haya elaborado aún un plan de reparación del daño causado por contaminación con aguas servidas sin tratar en la playa y bahía de Puerto Varas”.

“Nos preocupa enormemente que después de que en todas las instancias se ha solicitado a la sanitaria que instale un caudalímetro en el ducto de descarga que mida caudal versus tiempo, para registrar la carga de contaminación que estaría entrando al lago y aún no lo hayan hecho. Por supuesto, que esto debe ser temporal mientras se eliminan los aliviaderos”.

“Nos parece poco sensato que la empresa sanitaria proponga un período de 4 años para hacer estudios y labores de mantención cuando por normativa debieron haberlo hecho años atrás. En resumen es preocupante que Essal proponga hacer en 4 años lo que no hizo en décadas para hacer solo mejoras puntuales que no aseguran una mejora significativa del problema, sobre todo cuando ya tenemos un problema ambiental y sanitario en la playa, junto al consecuente impacto en la calidad de nuestros habitantes y en la economía local”.

“En relación a todo lo anterior, a la vulnerabilidad del lago Llanquihue debido a su alta tasa de renovación y en consideración al gran impacto que ha significado para la calidad de vida de los residentes y visitantes de Puerto Varas, solicitamos que se retome el trabajo de la mesa técnica por la contaminación del lago Llanquihue, se revise lo obrado y se redefinan metas con el objeto de que al menos el trabajo durante el 2018 permita habilitar nuevamente nuestras playas y reducir significativamente las descargas de aguas servidas para que tan pronto como sea posible sean eliminados los aliviaderos de tormenta”.