Local

Por primera vez recorren sendero de la Junta en el Valle de Cochamó en silla de Ruedas

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Por primera vez y gracias a la silla Joelette, que la semana pasada arribó a Puerto Varas, se está llevando a cabo el primer recorrido en silla de ruedas por el Sendero de la Junta en el Valle del Cochamó.

Después de una campaña de recolección de fondos liderada por Wheel the World y Puelo Patagonia, la ciudad y la zona cuenta con la primera silla Joelette creada para permitir a personas con problemas de movilidad poder realizar turismo aventura, con lo cual, se abre esta arista del turismo a la inclusión.

Wheel the World es una iniciativa que surgió hace un año y que busca que lugares de alto valor turístico y natural de Chile sean explorables por personas con discapacidad. De hecho, durante esta semana el usuario de silla de ruedas y residente en Puerto Varas, Vicente Llona, está haciendo uso de la silla Joelette, quien acompañado por un grupo de expedicionarios de Jass Puerto Varas -operador turístico que estará a cargo de la silla joelette- recorrerá el sendero La Junta en el Valle del Cochamó.

Respecto del objetivo de este proyecto, Vicente Llona, embajador WTW Cochamó, señaló: “Mira, lo que buscamos particularmente es habilitar lugares turísticos para personas con discapacidad, y nos gustaría seguir en esa dirección a largo plazo.  Tenemos un potencial enorme en nuestra región para promover un turismo inclusivo, y personalmente, creo que es un excelente medio de recreación para todas las personas. Creo que pueden armarse programas muy interesantes en función de lo que estamos haciendo, y abre toda una gama de posibilidades para personas en situación de discapacidad. Nuestro foco es que todos puedan acceder a lugares icónicos, y esperamos que nuestra experiencia en Cochamó marque un hito desde el cual logremos una sociedad más inclusiva”.

Así también, Josefina Vigouroux, Directora Ejecutiva Puelo Patagonia, declaró: “Esta expedición a Cochamó es solo el punto de partida para promover el turismo inclusivo en la región, luego de la expedición la silla Joelette quedará totalmente disponible para que cualquier persona con discapacidad pueda usarla sin costo, dándole acceso a muchos que hoy no tienen la oportunidad de conocer las maravillas naturales de nuestra región. El desafío ahora es que el equipo se use lo más posible y que los operadores turísticos se atrevan a incluir entre sus servicios programas de turismo inclusivo para trekking, pesca con mosca y kayak”.