Local

Rehabilitación de Edificio Matadero en Puerto Varas postula a Premio Nacional Aporte Urbano

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Este año fue postulada la rehabilitación del Edificio Matadero en Puerto Varas, ubicado en Los Alpes 100, llevado a cabo por el empresario de la construcción Andrés Benavides y diseñado por los arquitectos Daniel Naritelli y Susan Bravo.

En el año 2015 se creó este concurso nacional PREMIO APORTE URBANO (PAU) por parte del Comité Inmobiliario de la Cámara Chilena de la Construcción A.G., en conjunto con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, la Asociación de Oficinas de Arquitectos A.G., el Colegio de Arquitectos de Chile y otros organismos especialmente invitados a participar, con el objetivo de reconocer, destacar e incentivar aquellos proyectos que constituyen un aporte de calidad a las ciudades chilenas.

Los ganadores serán determinados por un jurado ad-hoc y los resultados dados a conocer el 13 de diciembre -según las bases del concurso- y también hay votación por internet para los proyectos en competencia en el sitio www.premioaporteurbano.cl.

Es así como este año, fue postulada la rehabilitación del Edificio Matadero en Puerto Varas, ubicado en Los Alpes 100, llevado a cabo por el empresario de la construcción Andrés Benavides y diseñado por los arquitectos Daniel Naritelli y Susan Bravo.

Al empresario local de la construcción, Andrés Benavides Nielsen, siempre le ha gustado recuperar lugares históricos. Su familia, hace más de 15 años recuperó una vieja casona del año 30 y la convirtió en el Edificio Huillimapu ubicado en el centro de la ciudad de Puerto Varas, así como también un añoso edifico en Puerto Montt que actualmente utiliza la DIBAM. Es así como Andrés siguió este legado y rehabilitó una casona de calle Decher que convirtió en un bello hotel (Estancia 440), por lo cual recibió un reconocimiento de la Delegación Llanquihue del Colegio de Arquitectos, y siempre le llamó la atención el edifico del viejo Matadero de Puerto Varas que estuvo botado por más de 20 años, que adquirió el 2014 y que rehabilitó y con el cual ahora está postulando al concurso Nacional Premio Aporte Urbano.

“Este edifico fue Municipal -nos cuenta Andrés Benavides- y fue el único Matadero que hubo en Puerto Varas de los años 50 en adelante, hasta el año 1981 que se le vendió a una sociedad “ABASMONTT” de Puerto Montt -sociedad que ya tenía mataderos en Puerto Montt- y lo operaron hasta el año 1994 ó 95, y después quedó botado 20 años y, en algún momento yo lo traté de comprar pero no llegamos acuerdo y, por algún motivo, después resultó. Yo conocía este edifico, sabía el valor que tenía la estructura y me interesaba mucho. Yo ya había hecho algunas cosas de este tipo, de rescate de patrimonio y contraté a los arquitectos Daniel Naritelli y Susan Bravo, que son muchachos que habían viajado mucho y tienen mucho corazón para rescatar estas cosas y eso es muy importante, sumado a nuestro interés de poner en valor esto. Le dimos un tremendo valor al patrimonio y a la estructura que tenía”.

Por su parte el arquitecto Daniel Naritelli nos cuenta que: “Andrés nos encargó desarrollar el proyecto rescatando lo que era el Matadero -un galpón con varias ampliaciones- e hicimos un estudio de lo que tenía valor histórico y arquitectónico y a eso le agregamos un volumen nuevo, pero manteniendo el volumen original como protagonista. La idea de Andrés y en conjunto, era que este barrio histórico estaba dejado de lado. Este era el barrio Matadero que en ese entonces quedaba a las afueras de Puerto Varas camino a Llanquihue y que fue comido por la ciudad y que es su momento tenía mucha vida social en los alrededores con las casas de los trabajadores, una cantina, un hospedaje para los trabajadores que venían con animales, y la cárcel, y el barrio en su minuto hasta contaba con un equipo de fútbol. La idea era rescatar el Barrio Matadero que tiene que ver con una época económica relacionada con el comercio de ganado, y la estación de trenes y la feria Tattersal que estaba cerca en calle Decher. Hace dos semanas rescatamos la caldera y la autoclave del matadero y las pusimos como tótem afuera para que la gente las viera, para que se identifique el Barrio Mataderos como un polo de crecimiento económico”.

Es así, entonces, que se invita a la comunidad a votar por el proyecto puertovarino, que no sólo rescató un edificio, sino además rescató la historia del Barrio Matadero de la ciudad de las rosas.

 

EL PROYECTO

El proyecto nace de la idea de desarrollar un centro de oficinas del área de la construcción. El inmueble se trata del ex-matadero municipal de Puerto Varas, ubicado cerca de la antigua Estación de Ferrocarriles y del edificio de Feria Ganadera.  El proyecto propone darle una nueva vida al ex-matadero, donde se incorpora un nuevo volumen rectangular que atraviesa al galpón principal, siempre respetando y enfatizando los valores arquitectónicos esenciales del proyecto original.

El proceso de intervención se desarrolla en tres fases:

  1. Se definen los criterios de intervención. Se decide cuál es el edificio con valor patrimonial y sus elementos con valor histórico.
  2. Se ejecuta proyecto de propuesta arquitectónica: Se desarrolla un proyecto que gira en torno al vacío central del edificio. Se propone el rescate de muros, estructura de hormigón y cerchas de madera. Además de intentar reutilizar la mayor cantidad de materiales originales.
  3. Se ejecuta la obra: Durante la obra se refuerza la estructura original, se utilizan diferentes técnicas para rescatar cerchas de cubierta y de revestimientos exteriores.