Local

Representante de la Corporación de Turismo, Pablo Ortúzar: “Queremos que el Plan Regulador vuelva a ser un Plan Consensuado”

El Heraldo Austral

Nos reunimos con el Director de la Corporación de Turismo de Puerto Varas, Pablo Ortúzar, para hablar sobre la opinión que tiene esta institución respecto de lo que está ocurriendo con el Plan Regulador de Puerto Varas.

Como preámbulo, Pablo Ortúzar señaló que ”La economía regional está soportada en tres pilares: la agricultura, la acuicultta y el turismo. Nosotros como Corporación tenemos 25 años en Puerto Varas y siempre hemos tenido la vocación del conjunto. No nos miramos como ciudad nomás, sino lo que está pasando a nivel de la región, del punto de vista residencial. Hoy el turismo, es turismo y experiencia, que se sostiene sobre una calidad residencial y un atractivo turístico que se funden. Es imposible que un destino turístico sobreviva sin sus núcleos ordenadores que son las pequeñas ciudades, y es imposible que estas ciudades subsistan si no van acompañadas de la calidad de vida urbana”.

“En Puerto Varas hubo décadas de crecimiento muy orgánico, donde los últimos 20 años creció territorialmente,  donde familias jóvenes que llegaron ya no querían mas cemento ni letreros luminosos y se establecieron en las parcelas duplicando la población, pero sin colapsar su capacidad  estructural porque la residencia estaba dispersa y le permitió a la ciudad adecuarse a prestar servicios a esa comunidad que estaba creciendo: se multiplicaron los colegios, el comercio, los restaurantes, hoteles. Y mientras tanto, en este mismo tiempo, Puerto Montt sufrió una debacle espantosa y fue arrasado por el despojo inmobiliario. Y se llenó de autopistas, y llenar de autopistas una ciudad es condenarla; en el mundo se sabe que cada autopista urbana es una cicatriz irreparable en la ciudad, y el auto comenzó a dominar Puerot Montt, los barrios dejaron de ser mixtos y la gente ya no vive en el centro de Puerto Montt, lo que es un cementerio después de las 19 horas”.

“Y lo que observamos hoy día es que se abre esta oportunidad del corto plazo para el saqueo inmobiliario por la renta en Puerto Varas. Ni siquiera es segunda habitación, los edificios están detrás de la especulación financiera, edificios para el arriendo y frente a esto, el Plano Regulador pasa a ser esencialmente importante”.

 

Plano Regulador

“En Puerto Varas hubo tres años de trabajo mancomunado, la ciudadanía, con la autoridad y la consultora trabajando en un plan regulador, como en pocas partes la consultora lo había visto antes. Yo creo que fue un buen trabajo, todos cedimos un poco desde los distintos puntos de vista y se llegó hasta octubre del año 2018 a un plano bastante consensuado que básicamente reclamaba una ciudad a escala humana: un centro que permita ser gradualmente peatonal, ubicar cosas muy modernas como la relación interurbana entre Puerto Varas, Puerto Montt y la Cuenca a través de un Metrotren. Las áreas verdes se multiplican y hay especial cuidado con los humedales. Protege el plano regulador la democracia urbana de Colón, que es un estilo de vivienda social único que merece el máximo respeto porque democratiza la luz del sol, los accesos, las calles y se trataba de defender esto para que no se transformen en bloques de cemento o closets de lata. Y en el centro evita que se obstruya el borde costero que no pase que siendo la geología de Puerto Varas un anfiteatro, se instale una Inmobiliaria en la primera línea y construya lo más alto posible y liquide el valor de todo lo que sigue para atrás. Que se distribuya lo mejor posible el beneficio para todo el mundo, le das plusvalía  a todos los espacios que están entre el talud y el agua. Si es que respetas esa geología, repartes bien ese valor. Y respecto al centro, pone cuidado en la volumetría de las edificaciones y trata que esos volúmenes no se disparen respecto a lo que históricamente son. El borde costero de Santa Rosa lo defiende como gato de espaldas porque si tú abrieras el acceso por Santa Rosa a Llanquihue liquidas la posibilidad de que le centro de Puerto Varas se convierta gradualmente en peatonal, porque se va a transformar en una carretera. Esa es una descripción rápida de lo que el plano regulador consensuado propone.

 

¿Que pasó?

“Este plano regulador que se entregó en Octubre,  se queda en el municipio tres meses con la explicación de que había que computar las observaciones que se recibieron en el último concejo que fueron muchas observaciones, como 400 en total, de las cuales unas 150 venían de una sola persona. Había observaciones de las agrupaciones, de las juntas de vecinos, y lo que es anormal es que una sola persona ingrese 150 observaciones y se le reciba. Esta etapa  que era la última se hizo la más entorpecedora del proyecto, de tal manera que fuera realmente muy difícil contener estas observaciones y vaciarlas al plano, a tal punto que finalmente se optó por hacerlo herméticamente, y el municipio se cerró a quienes habían participado por años en el plan regulador y comenzó  un peloteo exclusivamente entre el municipio, a puertas cerradas, su Secplac y la Consultora y quizás uno que otro lobbyista que aún no se conoce. Durante tres meses se vaciaron esas observaciones al plano y cuando se conoció fue después que se aprobara este plan desconocido, y se fue al concejo municipal y ese concejo lo aprobó ciego, no abrió el plano, no lo analizó, no lo hizo transparente, simplemente lo aprobó, con la intención que pasara ciego al Minvu. Hubo que hacer un trabajo ciudadano para conocer las modificaciones que se hicieron en ese intertanto al plano y fueron modificaciones fundamentales, te nombro algunas: la densidades de al zona ZCC que es la zona centro, pasaron de 65 habitantes por hectárea a 400, o sea, todo eso que el plano buscaba de proteger la volumetría del centro de Puerto Varas se botó a la basura, las densificaciones se cambiaron en Colón de 65 a 420 habitantes, se abrió nuevamente la ventana para que lleguen los bloques y se desarme para siempre la democracia urbana en Colón. La calle Santa Rosa que es vecinal y que se mantenía vecinal expresamente, se pasa de 10 a 15 metros y, por lo tanto, pasa a ser colectora y pasa a ser posible cargar el borde costero, se destruye esa protección también; el porcentaje de áreas verdes que se borran del plano es tan importante que lo hacen incongruente con su declaración estratégica ambiental”.

“El vaciado de las observaciones al Plan regulador que hicieron entre muro y muro resultaron en que no tiene nada que ver con el plano que se consensuó, y ese es el plano que se va al Minvu, y nosotros como Corporación y como parte de la mesa ciudadana que estuvo trabajando en esto, lo que queremos es que el plano vuelva al plano consensuado y que se haga un trabajo serio respecto a las observaciones ciudadanas, transparente, que este plano no se enclaustre nunca más, que participe el MINVU con sus profesionales, que participe la Cámara Chilena de la Construcción con sus profesionales, que participemos nosotros con nuestros profesionales, que sea a la luz del día, y que pesemos las observaciones según a quien representa esas observaciones y que si Dios quiere lleguemos a un plano que sea consensuado por todos y aunque nos demoremos un poco más y lo salvemos”, concluyó.