Opinión

OPINIÓN: Director de Obras responde a Alcalde de Puerto Varas

El Heraldo Austral

Estimada Directora

Atendiendo a la respuesta del Señor Alcalde de Puerto Varas a lo expresado en entrevista al Secretario General de la Asociación de Directores de Obras de Chile, me veo obligado a aclarar las reiteradas impresiones de la máxima autoridad de nuestra ciudad, referidas al actuar en el desempeño de mis funciones, impresiones que ponen en duda mi honra personal e imagen pública, exponiéndome como si hubiera cometido algún acto ilícito o falta a la probidad.

Efectivamente, la labor de los Directores de obras Municipales, es una función compleja  por la aplicación de diversas normas, leyes y Ordenanzas  de los instrumentos de planificación territorial, que nos corresponde realizar, situación que muchas veces  produce conflictos con la comunidad,  especialmente derivados de los permisos de edificación otorgados, conflictos que no son de nuestra responsabilidad, sino que de las leyes aplicables y especialmente de los planes reguladores comunales, siendo estos últimos una facultad y función exclusiva de los Alcaldes. No se nos puede entonces usar como chivos expiatorios cuando la planificación urbana que regula los permisos de edificación, recae en otras autoridades.

Por otro lado, la Autoridad comunal afirma que el sumario en mi contra no se sustenta en una información remitida por la Secretaria de Planificación de la Municipalidad, reconociendo que no tiene atribuciones ni facultades para ello, no obstante el Decreto que instruye el sumario, está basado exclusivamente en el Oficio de esa Secretaria de Planificación remitiendo consideraciones técnicas por permisos supuestamente mal otorgados, entonces aquí hay algo que no cuadra en lo afirmado. Si se trata de investigar primero si el suscrito se ajustó a derecho y a la normativa vigente, no era necesario suspenderme del cargo adelantándose a las conclusiones, esta decisión perjudica tanto al funcionario como a la Municipalidad que no tiene profesionales ni directivos de sobra. Por supuesto que me interesa que los hechos se aclaren en un proceso idóneo y objetivo, pero hasta ahora ni siquiera me han citado a declarar. 

También debo señalar que no es efectivo el otorgamiento de un permiso de construcción en base a un mero anteproyecto, ello sería efectivamente un grave ilícito de mi parte, pero jamas ocurrió algo parecido, los permisos de edificación se han otorgado conforme a la normativa y procedimientos aplicables, los anteproyectos por si solos no autorizan las construcciones, por lo tanto nuevamente el Alcalde se equivoca, está confundido, desinformado o mal asesorado.

Por último, no puedo dejar de aclarar que el ejercicio de mi cargo como Director de Obras por 30 años, avalan mi experiencia y conocimientos de la función, los que no se enseñan en ninguna Universidad, por lo tanto agradeceré al Señor Alcalde no insistir en menoscabar mi título profesional de Constructor Civil que si está permitido por la Ley General de Urbanismo y Construcciones, atendiendo también al respeto por la carrera funcionaria en el servicio publico.

 

Ricardo Matamala M.

  Constructor Civil