Opinión

OPINIÓN: El legado social de Adriana Torres en Puerto Varas

El Heraldo Austral

El pasado 18 de mayo, la comunidad puertovarina se vio impactada ante la triste noticia del fallecimiento de la reconocida asistente social, benefactora y socia del Comité de Damas Leonas, Adriana Torres Cisternas. En esa calidad, y también en lo humano y profesional, la recordó el Club de Leones de Puerto Varas en sus funerales, refiriéndose a ella como una “brillante y perseverante dama Leona, que con su personalidad bien definida pudo superar todas las barreras para un propósito final que es servir a los más vulnerables”.

Adriana Torres, casada con el empresario de la construcción Ricardo Teuber y socia del Hotel Bellavista, fue precursora del servicio social y el desarrollo comunitario en Puerto Varas, “en una época donde había todo por hacer y muy pocos recursos”, como lo recordó en su despedida, Alejandra Weisser, integrante de la Directiva del Comité de Damas Leonas.  Relató que Adriana Torres ingresó a la institución el año 1976, “desde entonces te convertiste en el alma de nuestro quehacer en beneficio de los más necesitados, desempeñando distintos cargos, entregando siempre lo mejor de ti, rigurosidad profesional, compromiso, lealtad y sobre todo poniendo siempre ante cualquier problema tu profunda y generosa mirada humanitaria”.

Destacó la ayuda social otorgada por Adriana desde múltiples ámbitos y entidades, “siempre con un norte claro: la dignidad del ser humano, y tu máxima de enseñar a pescar, más que regalar el pez. Fuiste una mujer ejemplar en los distintos planos de la vida y no podremos olvidar tu discurso siempre franco y directo, tu alegría, tu particular sentido del humor y tu forma de amar al prójimo, pues nunca te vimos despreciar a nadie”, manifestó Alejandra Weisser.

En tanto, el presidente del Club de Leones de Puerto Varas, Orlando Teuber, expresó que en los 42 años que el matrimonio Teuber-Torres abrazó la causa leonística, “Adriana supo cultivar los propósitos más destacados del quehacer de nuestra asociación. En su calidad de asistente social, su sensibilidad y visión fueron siempre muy oportunas y de excelencia. Sin duda su contribución a nuestro Club fue ejemplar”.

Agregó Orlando Teuber que “Adriana, desde su posición en el Comité de la Vista, asumió como suyo el desafío de la organización de todas las campañas en el tema visual, principalmente relacionadas con la planificación de la atención médica, la entrega de lentes, los consejos a los beneficiados y el seguimiento de sus resultados. En los últimos años, el tema de la Ambliopía en los niños de 4 a 5 años, fue su pasión, con el propósito de que esos mismos al alcanzar la edad de 9 años sean dados de alta, procurando una juventud con buen porvenir visual en su edad adulta”.

Con la partida de Adriana Torres, expresó Teuber-, el Club de Leones de Puerto Varas pierde a una gran figura, lo que sentimos muy de verdad, seguramente difícil de sustituir, pero a la vez vamos a tener en nuestros pensamientos su recuerdo y a través de los tiempos, que el legado que deja sea también nuestro, pues el Leonismo necesita de la motivación y el impulso de Adriana para continuar laborando por la senda de nuestros principios”.