Opinión

OPINIÓN: Impuesto a plataformas tecnológicas

El Heraldo Austral
Autor Portada: Archivo

El anuncio del gobierno de incluir el cobro de impuestos a las empresas que ofrecen servicios mediante plataformas tecnológicas -como es el caso de Airbnb-, en el proyecto de modernización del sistema tributario que está elaborando, es una decisión que como industria del turismo nos parece del todo necesaria.

Desde la Federación de Empresas de Turismo de Chile, entidad gremial que agrupa a los principales actores del sector, veníamos solicitando hace tiempo a las autoridades, en el caso de la oferta de alojamiento informal que opera actualmente a través de estas plataformas, regularizar su funcionamiento. Solicitud que en ningún caso pretende terminar con este tipo de emprendimientos, sino que lograr una competencia en igualdad de condiciones con aquellos que desarrollan esta actividad de manera legal, y que deben cumplir con una serie de exigencias, entre ellas, el pago de impuestos.

Establecer igualdad de condiciones trae beneficios para la economía, el país y los usuarios, ya que permite impulsar la competencia, ampliar la oferta, mejorar la calidad del servicio y la seguridad que se entrega a los usuarios y generar nuevos puestos de trabajo, por mencionar algunos. Para ello, el cobro de gravámenes debe ir acompañado de medidas adicionales que promuevan lo anterior.

 

Ricardo Margulis
Presidente Federación de Empresas de Turismo de Chile