Regional

SAG detecta presencia de plaga forestal en Cochamó

El Heraldo Austral

El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, región de Los Lagos, informó que en acciones de vigilancia forestal de rutina se detectó la presencia del gorgojo de la corteza del pino, Pissodes castaneus, en la comuna de Cochamó, provincia de Llanquihue.

Según informó Luis Alfredo Paredes Noack, Director Regional (S) del SAG, esta detección confirma un nuevo territorio de la región con presencia de este insecto, ya que el año 2014 fue encontrado en predios forestales de la comuna de Futaleufú, provincia de Palena.

Cabe señalar que el gorgojo de la corteza del pino es una plaga cuarentenaria presente, originaria de Europa, y cuya distribución estaba restringida sólo a la provincia de Palena. Es de importancia económica para nuestro país ya que provoca la muerte de las coníferas que ataca, y puede restringir las exportaciones forestales hacia algunos mercados externos.

Esta plaga puede dispersarse a través del vuelo de insectos adultos y mediante el traslado de productos y subproductos forestales que estén infestados tales como plantas, ramas, brotes, leña, trozas y madera aserrada de pinos con corteza.

En la zona sur de Argentina se encuentra ampliamente dispersa en las provincias de Río Negro, Neuquén y Chubut, zona geográfica limítrofe precisamente con la región de Los Lagos. “Es por eso que el SAG mantiene acciones de vigilancia permanente en predios fronterizos con el país trasandino, con el objeto de evitar el ingreso de plagas ausentes en Chile”, precisó Paredes.

En términos generales, la presencia de esta plaga se ha detectado en Europa, norte de África y América del Sur (Brasil, Uruguay, Argentina y recientemente en Chile). Sus principales hospederos son coníferas de la familia de los pinos (Pinus, Abies, Larix y Taxus).

Según precisó Carolina Giovannini, Encargada Regional de Protección Agrícola y Forestal del SAG Los Lagos, tras la detección de este insecto, personal del ámbito forestal del SAG sigue trabajando en Cochamó. Las observaciones en terreno permitirán evaluar la aplicación de distintas medidas fitosanitarias de supresión de la plaga, tales como la cuarentena del área de detección y de un rango cercano a ésta; u otra que se estime necesaria para proteger los recursos forestales de Chile.

“En lo inmediato se estableció implementar un programa de control biológico utilizando a una microavispa que se denomina Eubazus semirrugosus, enemigo natural para combatir al gorgojo de la corteza del pino”, enfatizó Giovannini. Se trata del mismo controlador biológico que fue liberado en la provincia de Palena para el control de esta plaga.

“Durante el último trimestre de este año se efectuará la liberación de ejemplares de este parasitoide, los cuales serán traídos desde la provincia de Palena, donde el SAG posee un insectario de multiplicación de este controlador biológico”, explicó la autoridad regional.

 

Daño en árboles

El daño más importante ocasionado por las larvas de esta plaga se da en la parte baja del tronco del árbol, ya que destruye el sistema vascular, interrumpiendo de este modo el flujo de savia, lo cual produce el marchitamiento y la desecación paulatina del árbol.

El gorgojo de la corteza del pino también puede afectar a plantaciones jóvenes de pino, ya que los adultos de este insecto pueden desarrollarse en restos de cosecha de la rotación anterior y dañar a las plantas nuevas.