Actualidad

Los nuevos viajeros a los que se enfrenta la industria turística chilena

El Heraldo Austral

La transformación digital, el nuevo cliente millennial y las diferentes experiencias de viaje creadas por los digital players están guiando la evolución local del sector hotelero.

Las cifras de movimiento interno relacionadas a las vacaciones de invierno han cambiado mucho en las últimas dos décadas. Hoy son consideradas tanto o más relevantes que las de verano, las familias organizan con anticipación sus destinos, la mayoría buscando información a través de sus teléfonos celulares. ¿Cómo impacta esto en la industria del turismo local? Para los expertos es claro que es ésta una de las que más desafíos ha tenido para mantenerse al día, sobre todo en lo que a avances tecnológicos se refiere.

Aun así, en 2018, el 95% de las empresas registradas en el Servicio Nacional de Turismo, que ofrecen servicios turísticos, seguían usando formularios en línea o contacto telefónico para realizar sus reservas y no contaban con un sistema de pago on line automatizado. Los nuevos turistas exigen rapidez, transparencia y seguridad, como quedó plasmado en el informe “El Hotel como Ágora”, realizado por The Valley, hub de conocimiento asociado a la transformación digital, que explica los 3 elementos transformadores que han vivido las nuevas generaciones de pasajeros chilenos y que deben ser considerados como esenciales en el proceso transformador de la industria local:

  1. Los millennials, el consumidor del futuro. Los jóvenes millennials tienen grandes aspiraciones y convierten lo que los mueve en profesión, redefiniendo la forma en la que interactúan trabajo y recompensa. Para ellos, viajar es parte de la vida, no es un lujo, es simplemente algo que se hace.
  2. Digital Nomads. Ha surgido una nueva categoría profesional con un estilo de vida radicalmente distinto al de la mayoría, que entiende que viajar y conocer otras culturas es parte indispensable de su desarrollo personal y profesional. La digitalización del trabajo ha abierto un mundo de posibilidades a los viajeros donde se busca un equilibrio entre el ocio y los negocios (business + leisure). Hoy en día, los cargos directivos no están dando valor a los viajes de negocios, siendo este un buen argumento de negociación como parte de la compensación que reciben.
  3. El hotel como ecosistema de empresas. Supone la integración natural y conveniente de lo online y lo offline. La tendencia es crear espacios de co-living, donde el ágora se inspira en los espacios de co-working, que sólo en Santiago suman más de 90. Además, este concepto conlleva que el hotel se transforme en un ecosistema de empresas, en donde se unan otros negocios y se instale el modelo colaborativo.

Asimismo, en el informe de The Valley se detallan las siete manifestaciones tecnológicas más prometedoras de la revolución digital en el sector del turismo, entre las que destaca el sistema de gestión móvil Smart Hotel, que cede al cliente el control de todos los aspectos de su estancia: check in y check out online, domótica, servicios del hotel, suites con tecnología de control por voz, hoteles construidos con inteligencia artificial integrada y softwares diseñados exclusivamente para funcionar en los asistentes de voz, todo con la única finalidad de proporcionar al huésped la experiencia digital completa.