Actualidad

¿Mitos o realidades? Todo lo que debes saber para unas Fiestas Patrias sin resacas

El Heraldo Austral

Más de alguna vez habrás escuchado que para la resaca dieciochera, nada mejor que un buen mariscal. Que para no emborracharse y “dar jugo”, es bueno tomar una cucharada de aceite y beber harto líquido. También, que el cerdo es menos saludable que el vacuno. ¿Verdades o mitos? La doctora de familia de Vidaintegra, Dra. Bernardita Martínez, aclara algunas creencias que nos permitirán sobrevivir a estas Fiestas Patrias sin grandes culpas ni malos ratos. 

Mito 1: En las celebraciones de Fiestas Patrias se pueden subir de a 2 a 3 kilos
Verdadero. La Dra. Martínez sostiene que durante los festejos, entre el choripán, las empanadas, los asados y los terremotos y/o chicha, se puede consumir diariamente 3.500 calorías (siendo que el máximo recomendado son, en promedio, 2.000). Si nuestro menú incluye todas las delicias chilenas, en cuatro o cinco días se pueden subir fácilmente entre 2 y 3 kilos e incluso más. 

Mito 2. Haciendo sólo un poco de ejercicio durante esos días es posible mantener el peso
Falso. Si bien es cierto que cualquier ejercicio es bueno para no engordar, si se consumen cerca de 3.500 calorías al día habría que realizar una actividad suficiente que permita quemar esa misma cantidad de calorías. “Bailando media hora se queman cerca de 150 calorías, tanto como una caminata rápida”, explica la Dra. Martínez. Saque la cuenta.

Mito 3. Tomar antiácidos es la solución para la resaca 
Falso. Entre los múltiples mitos que existen al respecto, la Dra. Martínez aconseja “tomar mucho líquido, agua y jugos de fruta natural sin azúcar”. Olvídese de la cerveza, los antiácidos o bicarbonato, la leche y el café con aspirina. La mejor   solución para evitar la resaca es no beber alcohol.

Mito 4. Las sopas, mariscales y consomés realmente “reponen” 
Verdadero. “Con el consumo de alcohol el cuerpo de deshidrata”, indica la especialista de Vidaintegra, por lo que las sopas son útiles para reponer las sales y el potasio que se han perdido o reducido producto del alcohol.

Mito 5: Para no emborracharse es conveniente tomar una cucharada de aceite antes de consumir alcohol 
Falso. Para no emborracharse, además de tomar en cantidades moderadas -las mujeres no deben consumir más de 1 trago por día y los hombres no más de 2-, la Dra. Martínez recomienda “comer antes de ingerir alcohol, ya que con comida en el estómago se puede retardar hasta en tres veces la absorción de alcohol en la sangre. Tomar agua o bebidas sin azúcar entre los tragos ayuda a consumir menos alcohol y disminuye la deshidratación asociada a su consumo”. 

Mito 6: Para no engordar durante estas fiestas solo puedo comer ensaladas
Falso. La Dra. Martínez señala que “se puede comer de todo con moderación, y preferir carnes magras como el pollo o el vacuno en lugar del choripán; las ensaladas verdes antes que las ‘papas mayo’ y fruta natural en vez de tortas como postre”. También recomienda evitar los extras como la mayonesa. 

Mito 7: El asado es una comida saludable
Verdadero. Para la especialista de Vidaintegra, “un asado se puede hacer saludable si evitamos los alimentos más pesados como los interiores y los embutidos, y los reemplazamos por carnes magras como el filete y el pollo”. Esto significa dejar de lado las longanizas, salchichas, prietas, etc., ya que además de tener más calorías, tiene más aliños que pueden provocar malestares. 

Mito 8: El cerdo es menos saludable que el vacuno
Falso. “Hay carnes de cerdo magras como el filete y el lomito de centro que pueden tener bajas calorías y ser saludables”, explica la médico de Familia. Agrega que “existen carnes de vacuno con más grasa como el lomo vetado o el asado parrillero”, por lo que recomienda fijarse bien en el corte a la hora de elegir la carne.

Mito 9: No se debe consumir alcohol si se está tomando antibióticos
Verdadero. “No es recomendable, porque hay muchos antibióticos que se metabolizan en el hígado y que pueden tener efectos negativos cuando se mezclan con alcohol. Pero no es necesario abstenerse por completo, para estas fiestas se podría hacer una excepción y tomar una copa de vino. Pero solo una”, enfatiza.