Actualidad

OMS busca erradicar la Meningitis para 2030

El Heraldo Austral

Representantes de distintos sectores comprometieron una hoja de ruta para acabar con la meningitis como amenaza de salud pública.

En el actual contexto de la crisis sanitaria producida por la pandemia por Coronavirus, y la conmemoración del día mundial contra la Meningitis, en abril, especialistas nacionales e internacionales refuerzan la importancia de continuar con los planes de vacunación preventiva de enfermedades infecciosas, como, por ejemplo, la Meningitis Meningocócica, producida por la bacteria Neisseria meningitidis, también conocida como meningococo, y que en Chile tuvo un importante brote en 2012.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido una “hoja de ruta global para derrotar a las meningitis para 2030", la que fue aprobada durante la 73.ª Asamblea Mundial de la Salud, celebrada a fines de 2020 (3), luego de que en 2017, representantes de gobiernos, organizaciones mundiales de salud, órganos de salud pública, círculos académicos, sector privado y la sociedad civil hicieran un llamado a tener un compromiso mundial para acabar con la meningitis como amenaza de salud pública. De esta forma, todos los sectores se comprometen a trabajar para eliminar las epidemias de meningitis bacteriana, reducir el número de casos y defunciones por esta causa-prevenible mediante la vacunación- y reducir la discapacidad y mejorar la calidad de vida después de una meningitis debida a cualquier causa.

En dicha Asamblea, los Estados Miembros también aprobaron la primera resolución sobre la meningitis de la historia, en la que se comprometen a apoyar, en particular a través de la cooperación internacional, la investigación y la innovación, con el fin de prevenir y controlar mejor la meningitis mediante vacunas y estrategias de vacunación más eficaces; mejores medios de diagnóstico temprano, tratamientos y medicamentos; identificación y gestión de secuelas; y seguimiento de la resistencia a los antimicrobianos.

La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, la que puede generalizarse, a través de la sangre, produciendo una meningococcemia o enfermedad invasiva por meningococo, causando graves secuelas que pueden derivar en la amputación de extremidades, daño cerebral, e incluso la muerte en el 50% de los casos no tratados.

Según la doctora Tamara Rosales, infectóloga pediátrica y directora médica de GSK, "uno de los principales problemas de la enfermedad por meningococo se asocia a la dificultad del diagnóstico oportuno, dado que sus síntomas iniciales pueden confundirse con los provocados por algún cuadro viral como dolor de cabeza, fiebre, vómito y decaimiento-en el caso de niños y adultos-, e irritabilidad en el caso de los lactantes. Sin embargo, es importante tener presente que señales como manchas color rojo vinoso en el cuerpo y rigidez inesperada en el cuello, pueden indicar que se está frente a esta enfermedad por lo que se debe buscar atención de urgencia".

Así mismo explica, que con un periodo de incubación medio entre 2a 10 días, se trata de una enfermedad altamente contagiosa, ya que la bacteria se transmite de persona a persona a través de gotitas de las secreciones respiratorias o de la garganta. De esta forma, su propagación se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado como besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos, vajillas y cubiertos compartidos con una persona infectada.

Cabe destacar que anualmente, la meningitis causa más de 300 mil defunciones en todo el mundo. Una realidad que podría evitarse si se ampliaran los programas preventivos de vacunación contra esta enfermedad, que además de ser mortal, siempre estará asociada al riesgo de producir una epidemia.

La vacunación es una forma fundamental de prevención y existen vacunas que han demostrado ser efectivas para evitar esta enfermedad. Para más información consultar a su médico y visite la web www.cuidatedelameningitis.cl