Actualidad

Psicóloga destaca el poder del pensamiento en esta época de aislamiento

El Heraldo Austral

Me puedo contagiar”, “puedo contagiar a mi familia”, “esto no cesará”, “qué va ser de mi vida”, son pensamientos que pueden aflorar en esta experiencia de cuarentena que estamos viviendo los chilenos.

Pensamientos cargados de contenido negativo pueden desencadenar emociones y conductas del mismo tenor, así lo explica la psicóloga Evelin Pichinao Gallardo, Coordinadora del Centro de Atención Psicológica (CAPS) perteneciente a Universidad Santo Tomás, sede Puerto Montt.

La profesional señala que si bien, la realidad es que tendremos que pasar mucho tiempo encerrados, tenemos dos caminos; “aceptar esta situación como tal e inyectarnos de pensamientos más alentadores y funcionales, por ejemplo pensar que la cuarentena es transitoria, que es una medida responsable por el bien común, si tomo las debidas precauciones me puedo proteger y también a mi familia, o lamentarnos por lo que está sucediendo e inyectarnos de pensamientos negativos y catastróficos, estos últimos influenciados por el consumo de noticias pesimistas. La primera opción lo ayudará a enfrentar esta situación de mejor manera, la segunda, lo debilitará y bloqueará sus recursos personales”.

“Ante esta contingencia, debemos escoger conscientemente qué pensar, pues son ellos los que dirigen nuestras emociones y conductas. Si pienso de manera positiva, o al menos de un modo más funcional, aflorarán emociones y conductas más positivas o más útiles” expresó Pichinao.

 

Técnicas para conseguirlo

Respecto a lo antes planteado, la psicóloga UST explica que, para lograrlo, “podemos monitorear nuestros pensamientos y emociones y modificar nuestro diálogo interno cada vez que esté teñido de pesimismo. Pregúntese así mismo qué está sintiendo, qué está pensando y dependiendo de la respuesta, modifique el contenido de sus pensamientos o desenfóquese, ordenando, cocinando, leyendo libros motivadores, etc. Nadie más que usted puede controlar lo que ingresa y sale de su casita mental”

Concluyendo, Pichinao declara que; “en este tiempo, debemos enfocar nuestros pensamientos a las soluciones y a las cosas buenas que queremos que sucedan y no en lo que no nos gusta o incomoda. Atraeremos un mejor fututo si encontramos los aspectos positivos de las experiencias que la vida nos presenta”.