Cultura

Teatro del Lago celebra el Día Nacional del Teatro con obra inspirada en la vida de las ballenas

El Heraldo Austral

Greta escrita por Ximena Carrera, se estrena en Frutillar este fin de semana con las actrices nacionales Coca Guazzini, Kathy Salosny, Carmina Riego y Daniela Lhorente como protagonistas, bajo la dirección de Constanza Brieba y Jorge Díaz. 

 

Cuatro mujeres enfrentadas al varamiento de una ballena jorobada en una noche de lluvia en la costa chilena. Ese es el punto de partida de Greta, la obra escrita por Ximena Carrera (Medusa, Lucía) que se presentará este sábado 11 de mayo, a las 19:00 horas en Espacio Tronador de Teatro del Lago, con las actuaciones de Coca Guazzini, Kathy Salosny, Carmina Riego y Daniela Lhorente, dirigidas por Constanza Brieba y Jorge Díaz.

Por otra parte, el viernes 10 de mayo, a mediodía Teatro del Lago ofrecerá una función especial para estudiantes de la región, que finalizará con un conversatorio con los creadores y protagonistas de la obra.

Greta es parte del programa Ciencias + Artes + Audiencias que en 2018 estrenó la obra Réplica de Isidora Stevenson. Es coproducido por Teatro del Lago, Festival Puerto de Ideas y la Corporación Cultural de Quilicura, con la colaboración de Centro Mori y Fundación Meri. 

El proyecto se basa en una idea original de Ximena Carrera y Javier Ibacache, y es resultado de una investigación en torno al ecosistema de los cetáceos junto a profesionales chilenos del ámbito de la biología marina, además de la revisión de casos de varamientos de ballenas y de textos que profundizan en el tema, como Leviatán o la ballena de Philip Hoaredistinguido por la BBC como el mejor libro de No Ficción publicado en Reino Unido, y La ballenera de Quintay de Marcela Küpfer y Carlos Lastarria.

“La fascinación por las ballenas ha cruzado épocas. Han sido vistas como una metáfora del destino a partir del mito bíblico, han inspirado ritos en pueblos costeros y han dado pie a fábulas y gestas literarias”, explica Ximena Carrera. “Pero también han sido objeto de un mecanismo violento de caza, explotación y aniquilación y han estado asociadas al desarrollo de la civilización. Su aceite iluminó calles, salones y teatros de las grandes ciudades del siglo XIX”.

Por su parte, la directora Constanza Brieba agrega “La ciencia ha permitido en las últimas décadas comprender en parte el devenir de las ballenas como especie, pero aún resta mucho por conocer en torno a un mamífero que es testimonio de la prehistoria. Esa fascinación por lo desconocido que nos conecta con nuestro pasado como especie es un punto clave para la investigación que estamos llevando a cabo en los ensayos”.

“Las razones por las cuales se produce el varamiento de una ballena son variadas y los especialistas señalan distintos factores. Greta trascurre una noche de lluvia cuando una ballena jorobada vara en la costa y una madre y sus tres hijas se ven la disyuntiva de salvarla o no. Pero en la práctica ese accidente es quizá el espejo de lo que ocurre con estas cuatro mujeres”, adelanta Ximena Carrera.

El montaje cuenta con música compuesta por Miguel Miranda a partir del canto de las ballenas que integra pasajes de registros hechos en el sur y el extremo sur de Chile por Fundación Meri y la oceanógrafa Susannah J. Buchan, Phd. El diseño de iluminación y de escenografía es de Francisco Herrera; la realización audiovisual, de Oscar Llauquen; y el diseño de vestuario, de Elizabeth Pérez.

La obra toma el título de la ballena que se resguarda en el Museo Nacional de Historia Natural, MNHN, en Santiago, y que es considerado el cetáceo más célebre a nivel local. 

 

LA OBRA

Greta “Nadie sabe por qué vara una ballena”

Greta (Coca Guazzini), una antropóloga retirada del ejercicio profesional, pasa los días recluida junto a su hija menor -Delfina (Daniela Lhorente)- en una casa a orillas de la playa. Cuando se cumplen veinte años de la desaparición de su esposo en el mar, sus hijas mayores -Azul (Kathy Salosny) y Yubarta (Carmina Riego)- la visitan para conmemorar la fecha. Pero los planes cambian una vez que se enteran que una ballena jorobada ha varado a pocos metros de la casa. La presencia del animal debatiéndose entre la vida y la muerte generará posturas contrapuestas, y pondrá a la madre y a las hijas ante la disyuntiva de salvarle con el tiempo en contra. 

Pronto descubrirán que la ballena varada es, en verdad, la otra Greta, aquella que en el pasado ya les visitó y que ha regresado para obligarles a enfrentar aquello de lo que no han hablado.