Educación

Comuna de Calbuco: Trabajadores de la UACh Sede Puerto Montt aportaron con donación a comunidad de isla Huapi Abtao

El Heraldo Austral

Existe un vínculo con esta localidad insular desde la crisis del mar en el año 2016. 

La solidaridad en tiempos de crisis ha estrechado los lazos existentes entre trabajadores académicos y no académicos/as de la Sede Puerto Montt de la Universidad Austral de Chile con los y las habitantes de la isla Huapi Abtao, de la comuna de Calbuco, cuyo acceso único es por mar a través de una lancha. Es una hermosa isla, de bellos paisajes, pero esta comunidad rural e insular, en el contexto de la crisis sanitarla Covid-19 requería nuevamente ayuda, esfuerzo al que se sumaron trabajadores de la Sede Puerto Montt que organizaron una “Campaña de ayuda solidaria a Huapi Abtao para recaudar fondos”, que dio frutos con un importante aporte. 

Los/as trabajadores/as de la Universidad Austral de Chile de la Sede Puerto Montt, se organizaron para ir en una causa común solidaria frente a la crisis sanitaria, como lo han hecho en otras situaciones de crisis. En ese contexto, Marcela Moreno encargada de Difusión de Carreras, propuso ideas para ir en ayuda en estos tiempos de pandemia, y así apoyar a las personas del entorno de la Casa de Estudios, que debido al confinamiento habían perdido sus trabajos o sus ingresos se habían visto disminuidos.  Ante esta interrogante, Romina Veras, secretaria de Pedagogía en Educación Básica, sugirió apoyar a la Isla Huapi Abtao, ya que mantenía contacto con familias de esa localidad, a quienes la Sede Puerto Montt había ayudado en ocasiones anteriores, y quienes le comentaron la difícil situación que estaban viviendo.  

Es por ello que, Paola Oyarzo, secretaria de la Escuela de Psicología, Marcela Moreno, junto a Marcelino Guzmán, funcionario de Dirección Académica y Maribel Villanueva, secretaria de Ingeniería Comercial, procedieron a estructurar una propuesta para ser presentada ante la Vicerrectora de la Sede Puerto Montt Dra. Daniela Vera Bachmann, quien, al conocer esta idea, la apoyó, con el objeto de poder llegar a toda la Comunidad Universitaria de la Sede y sumar las fuerzas en esta necesaria causa.  

Posteriormente en reunión de Consejo de Sede, Paola Oyarzo, presentó la propuesta para invitar a participar y a la vez que cada participante del Consejo hiciera llegar esta información a las diferentes áreas de la casa de estudios puertomontina. 

Mientras esto sucedía, Romina Veras, se encargó de mantener el contacto permanente con las familias de la isla, para así ir conociendo sus necesidades.  Así el primer acercamiento, fue con la entrega de medicamentos, los que fueron donados por quienes presentaron la propuesta, para niños que se encontraban delicados de salud, producto del COVID-19 y otras complicaciones sanitarias, cuya entrega se realizó a través del psicólogo del CESFAM de Calbuco Sr. Manuel Rojas.  

Luego de ello y con el aporte económico entregado por la Vicerrectoría de la Sede y por trabajadores y trabajadoras de la Sede Puerto Montt, Marcelino Guzmán, se hizo cargo de comprar 104 sacos de Harina de 25 kilos c/u para todas las familias de la isla, junto con una cantidad importante de pañales para adulto, requeridos por adultos/as mayores de la localidad. 

Para la entrega de esta donación se realizaron gestiones con la Sra. María Velásquez, quien pertenece a un grupo de apoyo social del Sector con su grupo de personas, durante esta pandemia han realizados ollas comunes en Calbuco y han entregado mercadería a las Islas. Ella se encargó de trasladar la ayuda desde Calbuco a Chayahué, sin costo asociado. 

  

Historia de Solidaridad y no olvidar 

Las comunidades de la UACh y de la isla Huapi Abtao se conocieron en el año 2016, cuando la crisis de la marea roja estaba en su punto más crítico, y trabajadores de la UACh buscaban cómo ayudar. De entre todas las comunidades de pescadores, hubo una que aún no había recibido apoyo, eran las familias de mariscadores de la isla Huapi Abtao ubicada en la comuna de Calbuco, que en ese entonces estaban en medio de la Ruta 5 camino a Pargua, lejos de su isla, en una toma, alojando en carpas, demandando por apoyo y sin alimentos para subsistir. 

En ese entonces con la ayuda de la Vicerrectoría de la Sede Puerto Montt, la Federación de Estudiantes, trabajadores y el Colegio Puerto Montt, se reunieron víveres necesarios para hacer una importante entrega, la que se concretó un fin de semana. 

Y el vínculo que comenzó en un momento de dolor, se extendió en el tiempo con la visita de los trabajadores a la isla para la realización de actividades de compañerismo y deportivas, junto con apoyar un emprendimiento liderado por la Junta de Vecinos, luego una invitación a los/as niños/as de la isla al cine y a una tarde infantil financiada por el Sindicato de Trabajadores. 

Entonces, estos lazos de amistad nacidos del dolor se han mantenido en torno a la solidaridad que caracteriza a la comunidad de la Universidad Austral de Chile Sede Puerto Montt. 

Al respecto, Floridemia Guerrero Huineu, presidenta de la Junta de Vecinos de Huapi Abtao, indicó que “de parte de toda la comunidad de la isla doy las gracias a la Universidad Austral de Chile por la ayuda que nos han brindado”. 

Por su parte la secretaria de la Junta de Vecinos, Gloria Janet Guerrero, destacó  que “agradecemos la ayuda que nos están brindando en esta situación mundial, de corazón se agradece su noble ayuda y algún día poderlos conocer, muchas gracias”. 

La vecina de la localidad, Mónica Guerrero, destacó que: “agradezco a todos los funcionarios de la Universidad Austral por toda la ayuda recibida. Nos sentimos muy agradecidos es impagable su preocupación por todos nosotros, no nos han olvidado desde el momento en que pasamos por la marea roja y ahora con la pandemia. Me siento en deuda por que no pueden venir, ya habrá tiempo y ojalá toda la gente de la isla sepa agradecer a la gente que lo ayuda y que esté bien informada de quiénes les enviaron la ayuda. Recibí mi harina y toda la gente pudo recibirla, cuesta mucho conseguir sus cosas en el mes, es una ayuda económica que significa harto, al igual que a los adultos mayores. Que no perdamos contacto y que no sea sólo en estas situaciones que estemos en contacto, ojalá que puedan venir a la isla y compartir de nuevo con nosotros”. 

Nicole Reyes, otra vecina de Huapi Abtao, agradeció a “los funcionarios y a toda la institución en general, muy agradecida de ustedes, nunca nos imaginamos habernos conocido de esta manera, ojalá haya oportunidad para agradecer de otra manera. Ojalá que llegue un día en que nos volvamos a ver acá en la isla”.