Educación

Cuida la voz: Fonoaudiología comparte recomendaciones para período de alergias

El Heraldo Austral

El aumento de secreciones que trae consigo las reacciones alérgicas genera tos y carraspeo, estas conductas repetitivas y constantes pueden dañar las cuerdas vocales.

La llegada de la primavera para muchas personas significa el inicio de un periodo complejo y difícil. Las alergias hacen su debut.  Para muchas personas que trabajan con su voz también es el inicio de la temporada de disfonías y  aparece la sensación de garganta apretada, volviéndose la voz más vulnerable. Para aquellos que trabajan a diario con su voz, profesores de enseñanza básica y media, vendedores, locutores, entre otros,  esto puede configurarse en un verdadero problema.

El director de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad Santo Tomás Víctor Calvo explica que “el aumento de secreciones que trae consigo las reacciones alérgicas genera tos y carraspeo, estas conductas repetitivas y constantes dañan nuestras cuerdas vocales irritándolas e inflamándolas lo que genera la temida disfonía”. Calvo recalca que el problema está en que mientras  más se tose y carraspea más moleta la garganta, dañando las cuerdas vocales y haciendo que la voz se vuela disfónica, un círculo vicioso y autodestructivo.

Entonces ¿cómo prevenir? El académico y fonoaudiólogo aclara que visitar al otorrinolaringólogo en busca de apoyo debe ser el primer paso.   Lo segundo es mantener una hidratación adecuada durante todo el periodo primaveral, consumir alrededor de 2 litros de agua, pero esto se debe realizar por medio de pequeñas ingestas a lo largo de todo el día, en cantidad de hasta 250 cc. Por muy difícil que parezca se debe evitar el carraspear, cuando tenga situación de picazón en la garganta “es mejor beber agua y luego realizar una fuerte espiración”.  Finalmente es fundamental realizar una adecuada limpieza nasal, esto último es con la finalidad de tener una voz menos nasal y más clara, para esto  existen distintos productos que se venden en farmacias a base de solución salina. 

Si terminado el periodo de alergias mi voz se mantiene con disfonía es necesario que acuda al otorrinolaringólogo y al fonoaudiólogo lo antes posible para evitar cualquier complicación vocal que pueda ser más permanente, concluyó Calvo.