Local

Este 7, 8 y 9 de agosto se realizará en Puerto Varas el 2° Congreso de Cervecerías Independientes

El Heraldo Austral
Foto: Archivo

Ya ha pasado un año desde que en la ciudad de Puerto Varas, se realizara el primer Congreso de Cervecerías Independientes. Allí se recibió a más de 230 cerveceros y cerveceras provenientes de distintas partes de Chile y Argentina. Se realizaron más de 15 charlas y otras actividades en donde los participantes se capacitaron en buenas prácticas productivas y comerciales. Fue un lugar de encuentro que promovió la generación de redes y en donde se discutió sobre la cultura cervecera artesanal e independiente, sobre su valor y la necesidad de informar al público el por qué de su importancia.

El tener independencia le permite a una pequeña cervecería mantener sus principios, hacer la cerveza que desee, innovar e involucrarse profundamente con su comunidad. Así, la venta no es el único motor, porque hacer cerveza es una pasión, no un trabajo.

La autonomía otorga una libertad y amplitud creativa que simplemente no existe bajo ningún otro modelo. Quien es dueño de una cervecería importa. Sus valores y principios importan. Su visión del mundo afecta el modo de hacer las cosas. Es por esta razón que las pequeñas empresas son tan innovadoras y disímiles, porque permiten que exista una gama diversa y creativa, en la cual hay tantas posibilidades diferentes como personas involucradas en ella.

Aún así, la independencia también tiene sus problemas: solo el 1.5% de todo el consumo nacional de cerveza pertenece a esta categoría, el 98.5% de la cerveza consumida es parte de los grandes conglomerados de alcoholes.

Lamentablemente, la cancha no está bien rallada en muchos ámbitos del mercado. Es necesario crear leyes que fortalezcan y respalden la existencia de las cervecerías independientes. Por tanto, es la unión lo que se necesita para conseguir una voz más fuerte, y así tener la capacidad de explicarle a los chilenos, y al gobierno, las tremendas diferencias que existen entre la producción artesanal e independiente, y la industrial-masiva.

Es este entonces el momento de cambiar la manera en que estas cervecerías hacen las cosas. Lograr unir a un grupo de apasionados que gracias a la cooperación se hace más fuerte, y que desea serlo, y generar un cambio que derive hacia una cultura de trabajo más colaborativa. Mejorando tanto la cerveza como las prácticas.

Este año se llevará a cabo la segunda versión del Congreso, hoy bajo el alero de la Asociación de Cerveceros Independientes, la cual fue fruto de la pasada reunión del 2018. A un año de aquella primera versión, aún queda mucho por hacer y aprender. Este rubro requiere de todo el empuje y dedicación posibles para seguir adelante y continuar produciendo las grandiosas cervezas que se hacen hoy. Su futuro depende de los cerveceros, quienes le dan forma juntos.

¿Cuándo? 7, 8 y 9 de agosto

¿Dónde? Puerto Varas

¿Inscripciones? www.cerveceroindependiente.cl