Educación

UACh trabaja en conjunto con Corporación de Profesores Jubilados de Puerto Montt

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Cinco escuelas de la Sede Puerto Montt realizan intervención en la entidad con la idea de potenciar un envejecimiento positivo de la comunidad.

“El aporte comunitario mancomunado como generador de oportunidades en el proceso de envejecimiento” se llama el acuerdo que permite el trabajo de colaboración entre la Corporación de Profesores Jubilados de Puerto Montt y la Universidad Austral de Chile Sede Puerto Montt que busca potenciar el apoyo social y comunitario en materia de salud para un envejecimiento positivo a través del empoderamiento de los integrantes de la entidad.

Para ello las Escuelas de Enfermería, Tecnología Médica, Terapia Ocupacional, Fonoaudiología y Psicología de la UACh suman estrategias y esfuerzos en cada una de sus áreas para realizar intervención, así lo explica María Isabel Riquelme, directora de la Escuela de Enfermería. “Estamos realizando un trabajo mancomunado que se ejecuta a través de este proyecto de colaboración para hablar sobre temas de vejez y envejecimiento, donde distintas carreras del área de salud hemos estado enmarcadas en desarrollar actividades promocionales y preventivas. Del mismo modo, hemos trabajado de manera conjunta con la finalidad de desarrollar un diagnóstico de la comunidad que conforma esta corporación y talleres pertinentes”, explicó.

Riquelme, agregó, que “Al finalizar este trabajo conjunto, elaboraremos un documento que nos permita, desde el punto de vista técnico, determinar las oportunidades en materia de salud y envejecimiento que tiene la comunidad y apoyar desde la co-construcción con un plan de desarrollo con enfoque estratégico para la Corporación. Esperamos incentivar a los integrantes de la Corporación a través de conocimientos, habilidades y acciones para trabajar las oportunidades del envejecimiento desde su Corporación”, enfatizó quien lidera el grupo de trabajo.

Cada Escuela realiza su aporte a través de exámenes, operativos de salud en sus diferentes áreas, actividades educativas en salud, pesquisas precoces, apoyo psicológico, entre otras.

La intervención que ejecuta la carrera de Terapia Ocupacional es a partir de talleres grupales orientados a la psicoestimulación y estimulación psicomotriz con el objetivo de mejorar/mantener las capacidades psicomotoras y cognitivas necesarias para la realización de actividades de la vida diaria y participación social significativas.

Por su parte, la escuela de Tecnología Médica, mediante su equipo multidisciplinario, realiza la ejecución de operativos oftalmológicos y otorrinolaringológicos que miden aspectos como agudeza visual, evaluación motora ocular, evaluación estructural ocular y refracción ocular; audiometría, impedanciometría y lavado de oído.

La Escuela de Enfermería por su parte desarrolla Evaluación Funcional del Adulto Mayor (EMPAM), educaciones individuales de acuerdo a riesgos de salud pesquisados y consejerías de Vida Saludable. Además, contempla la ejecución de un programa educativo que tratará temas como Vejez y Envejecimiento, Síndromes Geriátricos y Fragilidad en el Adulto Mayor, Promoción de Vida Saludable (alimentación, actividad física, estimulación de memoria, interacción social, reposo y sueño) y Reanimación Cardiopulmonar Básica y Uso de Desfibrilador Automático.

El aporte de la escuela de Fonoaudiología se basa en charlas de pertinencia para el adulto mayor, además de participar de las evaluaciones del EMPAM lideradas por la Escuela de Enfermería, teniendo por objetivo realizar un trabajo colaborativo ínter escuelas y potenciar las evaluaciones cognitivas mediante la aplicación de pruebas de mayor sensibilidad y especificidad y la realización de evaluaciones auditivas en conjunto con la carrera de Tecnología Médica, esto con el fin de resolver en menor tiempo la demanda de atención. El trabajo colaborativo contempla los siguientes procedimientos: Examen Audiométrico, Impedanciometría Acústica y lavado de oído clínico.

A su vez, la Escuela de Psicología orienta su trabajo a los ámbitos clínico y psicoeducativo. En el primero de ellos, trabajan con la agrupación con el propósito de detectar y derivar oportunamente a personas que puedan estar presentando diversas dificultades de salud mental, de manera de asegurar los apoyos adecuados. Estas derivaciones se efectuarían preferentemente al Centro de Atención Psicológica (CAPs) de la Escuela de Psicología de la Universidad Austral de Chile.  Por otra parte, desde una perspectiva psicoeducativa, trabajan con este colectivo en una lógica promocional-preventiva, en función tanto de aumentar la información disponible relacionada a salud mental positiva, como de crear oportunidades de desarrollo relacionadas a las características propias de la etapa vital en la que se encuentran los/as participantes.

Corporación

A la par de los exámenes ejecutados, se desarrollan mesas de trabajo que contribuirán al diagnóstico comunitario. En la primera etapa, se inició con una lluvia de ideas donde participaron 20 socios de la Corporación de Profesores Jubilados y como facilitadores, los directores de Psicología y Enfermería. Mientras que, en una segunda reunión, se propuso desarrollar por cada grupo de socios un mapa de su comunidad y entorno.

La profesora Silvia Santana, de 77 años, profesora básica y presidenta de la Corporación de Profesores Jubilados de Puerto Montt, junto con agradecer a la Universidad Austral de Chile y a su Vicerrectoría, detalló la importancia que tiene esta iniciativa para los asociados. “Todos están contentos con participar. Gracias a los operativos se han ahorrado plata ya que nos realizan varios exámenes preventivos, además, la dinámica de trabajar en grupos igual gusta mucho porque uno sale de la rutina y vuelve al tiempo en que se trabajaba como comités en las escuelas y eso es bonito. A pesar de que somos viejos en edad, todavía somos capaces de trabajar en distintas actividades y acá lo reafirmamos”, sostuvo.

Naroa Lemus, también de 77 años, orientadora de profesión es parte de esta entidad hace pocos meses, ya que ella es de Antofagasta, donde no existía una intervención a este nivel. “Es un tremendo beneficio, sobre todo que vengan hasta nuestra sede a realizarnos los exámenes porque en esta ciudad tenemos todo en contra, como el clima y la movilización. Estos exámenes nos recuerdan que a lo largo de los años se van perdiendo facultades de retención y una serie de cosas que son necesarias ir trabajando o se van quedando en el camino”, dijo