Opinión

OPINIÓN: Cáncer de mama y la detección a tiempo

El Heraldo Austral

Diana Paredes, matrona y docente Facultad de Medicina y Ciencia, U. San Sebastián

La muerte de un familiar siempre es dolorosa y aunque muchas veces se piense que se está preparado para afrontarla, la pérdida de un ser querido siempre duele en lo más profundo del alma y más aún, si se pudo haber evitado habiéndose tomado un rápido examen.

Así lo es en el cáncer de mama. Este es el cáncer que más muerte por tumores malignos provoca en las mujeres chilenas, pero al mismo tiempo nos da la ventaja de que es detectable a través de una mamografía donde se puede diagnosticar en etapas iniciales, incluso antes que la mujer sienta alguna molestia.

Tratado el cáncer en sus primeras etapas, permite el 95% de curación con los tratamientos actualmente existentes.

Por eso la recomendación es que una vez cumplido los 40 años, todas las mujeres deben tomarse una mamografía anual y todos los meses realizarse un autoexamen. Es muy importante destacar que el realizarse mensualmente el examen físico de mama no reemplaza el tomarse la mamografía anual; este último es capaz de detectar un cáncer mucho antes de que sea palpable a través del autoexamen físico.

En caso de mujeres con factores de riesgo como: tener familia directa materna o paterna con antecedente de cáncer de mama, ovario, páncreas, colon y/o próstata, uso de terapias de reemplazo hormonal en mujeres menopaúsicas o métodos anticonceptivos hormonales, estar con sobre peso u obesa. Todas estas personas deben acercarse con su médico o matrón/a para adelantar o comenzar este control para un diagnóstico precoz de este tipo de cáncer.

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.