Local

Casa Raddatz a pasos de estar lista

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Todos nos hemos visto afectados por las medidas preventivas que la amenaza de la Pandemia ha traído consigo. Sin embargo, de alguna manera las cosas deben seguir funcionando, y se requiere el esfuerzo de todos.

La conservación del patrimonio, que a los ojos de las necesidades actuales puede verse como un tema de menor prioridad, significa sin embargo, además de la conservación y el refuerzo de una identidad y la conciencia de quienes somos, una fuente de trabajo y de movimiento de la economía local y nacional.

Financiado gracias a los aportes del Fondo del Patrimonio en su versión 2019, este proyecto fue impulsado por la Fundación Bosque Nativo con el apoyo técnico apoyo de Moraga Höpfner Arquitectos y es parte de numerosas obras que se están ejecutando en Chile gracias al aporte del Estado, impulsadas tanto por municipios como por agrupaciones y que han permitido durante años, profundizar la experiencia que se tiene en Chile en el ámbito de la conservación.

En esta etapa, el financiamiento del Fondo, ha permitido ejecutar las obras de conservación de la fachada poniente de Casa Raddatz y el tramo de cubierta que se encuentra sobre esta fachada. Además de sacar, mejorar y reinstalar tejuelas, se han reforzado y reemplazado algunas piezas estructurales que con la humedad y los ataques xilófagos han sufrido daños, se han restaurado y reparado ornamentos de madera y hojalaterías, se ha incorporado aislación térmica y se ha mejorado el sistema de escurrimientos de aguas lluvias.

En el convencimiento de mantener la continuidad laboral de sus empleados, y respetando los plazos comprometidos, la Constructora Lazcano, a cargo de la ejecución del proyecto, ha implementado las medidas necesarias para evitar interrumpir a las obras, siempre atentos a los resguardos que se requieren para dar seguridad a quienes integran el equipo.

A casi tres meses del inicio, las obras de conservación del Monumento Nacional emplazado en la costanera de Puerto Varas, que durante sus cien años de existencia ha sido testigo de varias epidemias, algunas guerras y numerosos eventos históricos, están prontas a finalizarse y permitirán que cuando volvamos a salir a las calles, podamos apreciar su renovada elegancia, no solo al volver a pasear por la costanera, si no también cuando la Galeria de Arte que en ella funciona, vuelva a acogernos con sus actividades que alimentan el alma de nuestra ciudad.