Local

Casa Werner Raddatz de Llanquihue es declarada como el primer Monumento Histórico de la comuna lacustre

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

En una nueva sesión del Consejo de Monumentos Nacionales, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, declaró este 22 de marzo, como Monumento Histórico uno de los patrimonios arquitectónicos más importantes de la colonización alemana de la cuenca del Lago Llanquihue, la Casa Werner Raddatz, la que a partir de ahora es la primera de la comuna en quedar protegida por el Estado para su conservación y la salvaguardia del inmueble que fue construida en la década del 30’ en el siglo pasado, del tipo chalet que tiene una superficie de 255 metros cuadrados construidos de madera nativa.

Cabe destacar que, gracias al trabajo mancomunado entre las distintas instituciones y actores relevantes de la comunidad, se concretó esta declaratoria lo que no solo resguarda y protege este inmueble, sino que se logró sensibilizar a las autoridades regionales y comunales para no ubicar el CFT estatal en este patrimonio natural fundamental para la comuna y la cuenca del Lago Llanquihue.

Por ello, la Seremi Amanda Milosevich, manifestó que “agradezco el compromiso del Municipio de Llanquihue, a los Consejeros Regionales, al Colegio de Arquitectos, entre otros actores públicos y privados que permitieron que primara el resguardo de nuestro patrimonio, de nuestra historia, de nuestra identidad local, lo que -en días de celebraciones por nuestro patrimonio este fin de semana- es una excelente noticia”.

La titular de Cultura, agregó que “esto constituye el primer Monumento Nacional de la comuna de Llanquihue, hasta ahora la única comuna de la cuenca del Lago Llanquihue, que no contaba con bienes patrimoniales protegidos por la Ley de Monumentos Nacionales. Representa una oportunidad para poner en valor el patrimonio de la comuna de Llanquihue, puesto que este inmueble porta valores arquitectónicos, históricos, ambientales de paisaje de gran relevancia”. Ya que, es testimonio del proceso de colonización alemana en los poblados adyacentes al lago Llanquihue, impulsado por el estado durante la segunda mitad del siglo XIX.

 

Proceso de Declaratoria y Valores Patrimoniales de la Casa Werner Raddatz

La Delegación Provincial de Llanquihue del Colegio de Arquitectos de Chile A.G., fue la institución que realizó la solicitud al Consejo de Monumentos Nacionales para que aprobara los valores patrimoniales establecidos en el expediente técnico que dan cuenta de la importancia de la casa, la que tuvo como primeros propietarios a Julius Werner y Christine Raddatz.

Esta casa, manifiesta la tradición constructiva de los maestros de la escuela de carpinteros de Puerto Montt, desarrollada en la cuenca del Lago Llanquihue. Representa la tipología arquitectónica tipo chalet, proveniente del norte de Europa y desarrollada desde la década de 1920 en la Provincia de Llanquihue; incorporando ornamentos y estructuras soportantes con reminiscencias neogóticas, y revestimientos propios de la zona sur de Chile, como entablonados horizontales en muros y tejuelas de alerce en cubiertas. Se emplaza en el borde del Humedal El Loto, el que posee el cuerpo de agua más grande de Llanquihue, lo que Legado Chile, pudo respaldar y dar cuenta para darle más fuerza a esta declaratoria.

En su origen constituyó la vivienda de la familia Werner Raddatz, descendientes directos de la primera partida de inmigrantes alemanes de la Colonia de Llanquihue entre los años 1852 y 1860, quienes se convirtieron en una de las familias de agricultores más importantes de la Provincia. Está ubicada en el área urbana que se desarrolló producto de la llegada del ferrocarril, específicamente, en torno a la Estación Llanquihue; lo cual propició, la comercialización de los productos agrícolas, ganaderos y forestales de la zona, fortaleciendo la integración económica y social de Llanquihue con el resto del país. Su emplazamiento aislado en el predio, volumetría simple y proximidad al humedal, conforman un paisaje histórico cultural de relevancia que es importante preservar.

Asimismo, forma parte de un conjunto de grandes casonas, propias de la tipología de viviendas familiares construidas en Llanquihue a principios del siglo XX, destacando su calidad arquitectónica y constructiva. Su declaratoria constituye el primer Monumento Nacional de la comuna de Llanquihue. Mientras que evidencia el sistema constructivo de plataforma, ejecutado mediante ensamblajes de piezas de maderas nativas de gran nobleza como el roble, el alerce y el laurel, a través de un conjunto de vigas y entramados verticales equidistantes, aplomados y escuadrados por diagonales en esquinas. Manifiesta la tradición constructiva de los maestros de la escuela de carpinteros de Puerto Montt, desarrollada en la cuenca del lago Llanquihue.

 

Presentación Apoyado por:

  • Edward Rojas Vega, Arquitecto Premio Nacional de Arquitectura 2016.
  • Sergio Vera Ávila, Presidente Junta de Vecinos Villa Palena de Llanquihue.
  • Roberto del Río, Heinz Schwarz y Patricio Arancibia, Corporación Cultural Ciudad de Llanquihue.
  • Lorenzo Berg Costa, Coordinador Académico Postítulo en Conservación y Restauración Arquitectónica FAU Uch.
  • Luis Opazo Serón, Presidente Club de Leones de Llanquihue.
  • Raúl Palma Larrea, Presidente Comité de Patrimonio Arquitectónico y Ambiental Colegio de Arquitectos - Delegación Provincial Llanquihue.
  • Gert Werner Kretschmar, Ex Alcalde y Ex Concejal de Llanquihue.
  • Víctor Mödinger Hoebel, Presidente Consejo Empresarial Asesor del Programa de Educación Dual Llanquihue.
  • Wolf Heim Gessner, Consejero Regional del ex Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Región de Los Lagos.