Local

Ciclo ‘Sonidos y Silencios de Ennio Morricone en el Cine’

El Heraldo Austral

Ennio Morricone dirigía casi encogido, con muy pocos gestos y escondiendo los brazos como si quisiera desaparecer de escena –“me gustaría que todos cerraran los  ojos en mis conciertos, no sirven para nada – decía-  al mirar pierdes la concentración en la música”.

Con esa reserva quiso vivir toda su vida. Muy reacio de recibir a la prensa, en extremo riguroso, exigente y huraño. Regularmente levantándose a las 4 de la mañana para escribir en esa intimidad silenciosa del amanecer las músicas y  bandas sonoras que se catalogan con su autoría desde 1961. Pero esto fue imposible, no lo logró, porque su trabajo fue tan innovador, coherente y bello que terminó vendiendo más de 70 millones de discos y acabó siendo uno de los compositores más influyentes de  estos últimos siglos y un músico que trabajó con cineastas importantes de la historia cinematográfica, como Huston, Buñuel, Pasolini, Bertolucci, Polanski, Tornatore, De Palma, Lyne y su entrañable compañero de la infancia escolar Sergio Leone, con quien cambiaron para siempre el género de películas de ‘vaqueros’.

La Fundación Bosque Nativo con su añoso y convencido compromiso de difundir cinematografía que caiga en lugares comunes, ofrece para el mes de agosto un ciclo de cine en donde el eje central son películas de cinco diversos autores que convocaron al director italiano para producir la banda sonora. La metodología consiste en que el interesado se inscriba en el banner de la página de la Fundación, gratuitamente, y así le llegará los lunes un correo con el link de visionado de la película semanal más comentarios sobre cinematografía y música.

http://just2001.temp.domains/~fundacw2/3er-ciclo-de-cine-en-casa-sonidos-y-silencios-de-ennio-morricone-en-el-cine/

La música de Ennio Morricone (Roma, 10 de noviembre de 1928-ib., 6 de julio de 2020) en su voluminosa historia ha transitado desde la reinterpretación de sonoridades clásicas, por la experimentación incidental, hasta la impronta seductora de cuerdas frotadas y maderas de sonoridades bajas, como es el caso específico del uso del oboe. En el transcurso del ciclo se irán desentrañando algunas de estas constantes y variables de sus músicas, aprovechando, como ejercicio educativo, el impulso a ver cinco películas importantes de una cinematografía muy seria y diversa.