Local

Clases presenciales comenzarían el segundo semestre: Escuela Modular Cristo Rey de Ralún está lista para entrar en funcionamiento

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

En la jornada de ayer, la Directora Nacional de la Educación Pública, Alejandra Grebe, junto a la Directora Regional del Servicio Local de Educación, Claudia Trillo, y el alcalde electo de Puerto Varas, Tomás Gárate, visitaron las instalaciones de la recientemente instalada Escuela Modular Cristo Rey, que es la solución provisoria que permitirá que los alumnos de Ralún vuelvan a clases presenciales este segundo semestre.

La Escuela Rural Cristo Rey de la comuna de Puerto Varas, se encuentra ubicada en el sector de Ralún, Camino a Canutillar Kilómetro 100. El establecimiento alberga un total de 17 niños de 1° año a 6° año básico. Además de nivel 1 y 2 de transición con 11 niños, consolidando una matrícula total de 28 estudiantes.

Recordemos que esta escuela fue incendiada en abril del 2020, siendo la escuela modular la solución provisoria ejecutada por el Servicio Local de Educación, a la espera del proyecto definitivo que será financiado por el Municipio de Puerto Varas.

Respecto de la entrada en funcionamiento de este nuevo establecimiento de educación pública rural, la Directora Regional del SLEP, Claudia Trillo, señaló: “cuando tomamos el Servicio Local y el funcionamiento de los establecimientos, vimos esta tremenda problemática que existía en la escuela Cristo Rey y nos hicimos parte de inmediato de la solución. Tuvimos reunión aquí con la comunidad educativa y dimos respuesta rápida y cumplimos los plazos y cumplimos nuestro compromiso con la comunidad y, lo hacemos hoy realidad a través de esta escuela modular que cumple con los estándares de confort y seguridad para nuestros estudiantes”.

Así también, el Alcalde Electo de Puerto Varas, Tomás Gárate, declaró: “es un momento importante ya que la comunidad resintió con mucho dolor lo que ocurrió en la escuela, que involucra a toda una comunidad educativa que ya está en un contexto de aislamiento geográfico, con problemas de conectividad, con muchas dificultades que la comunidad enfrenta en este momento, por lo tanto, haber perdido las instalaciones de la escuela era una situación muy compleja. Desde ya agradezco la disposición y la pronta respuesta del servicio para poder retomar el proceso de formación de los niños y niñas de la comunidad. Se nota en la cara de los apoderados que nos acompañan hoy día, la ilusión que hay detrás de esto, pensando que es una etapa transitoria para un proyecto definitivo. Espero que este sea el inicio de un trabajo en conjunto con el Servicio Local de Educación, e ir diseñando en conjunto con la comunidad, un proyecto definitivo”.

La escuela modular considera una superficie aproximada de 350 m2, lo que se traduce a una inversión cercana a los $70 Millones de pesos. Esto se refleja en una propuesta programática mínima para albergar a la comunidad educativa que considera 2 salas de clases de 30 y 45 m2, sala de profesores y multiuso, cocina, comedor, servicios higiénicos y patio cubierto.