Local

Concejales sobre nueva plaza de Ensenada: “Nueva infraestructura pública no cumple con los estándares mínimos de calidad y dignidad que se merecen los vecinos de esta localidad”

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Los concejales de la comuna de Puerto Varas -Javier Aburto, Renato Aichele, Patricio Cortés y Marcelo Salazar- visitaron las obras de la nueva Plaza de Ensenada, proyecto financiado con recursos provenientes del Fondo Regional de Inversión Local (Fril) por un monto de $94 millones de pesos que consideró la construcción e implementación de luminarias, escaños, basureros, punto limpio, pérgola, área de estacionamientos, senderos y paisajismo. Los trabajos fueron asignados y ejecutados por la Empresa MCH SpA.

Durante el recorrido de este nuevo espacio público fueron acompañados por el dirigente de la Villa Los Volcanes, René Yefi, quien no ocultó la molestia vecinal por el resultado del proyecto. A su vez, los concejales luego de la visita coincidieron en que esta nueva infraestructura pública de Ensenada no cumple con los estándares mínimos de calidad y dignidad que se merecen los vecinos de esta localidad.

“La verdad es que estoy decepcionado por la calidad del trabajo que se realizó. Cuando ves que los materiales son de tercera categoría, uno sigue sintiendo ese abuso contra el mundo rural, y no solamente de Ensenada, sino que el mundo rural de Puerto Varas: Las Colonias, Ralún, Rollizo, Peulla, Petrohué, Cascadas, Los Riscos. Es el mundo rural de Puerto Varas el que está abandonado”, se quejó el dirigente del sector.

Yefi enfatizó que el proyecto fue mal gestionado desde su inicio, debido a que -a su juicio- careció totalmente de participación ciudadana real. “Cuando partió todo este proyecto de la plaza de Ensenada, todos estábamos ansiosos de tener una plaza maravillosa, quisimos ser partícipes, queríamos participación ciudadana, queríamos cooperar y ayudar; pero cuando no se es tomado en cuenta, eso molesta. No hubo participación ciudadana, fue impuesto todo esto. Entonces por eso la mayoría de los vecinos están molestos”, reafirmó el representante ciudadano.

Falta de Participación Ciudadana

La falta de participación de la comunidad fue un antecedente que reafirmó el presidente de la Comisión de Infraestructura del Concejo Municipal de Puerto Varas, Renato Aichele Horn. “Aquí se presentó un proyecto y a la gente que asistió se les tomó la firma como participación ciudadana, pero para mí participación ciudadana es que el proyecto nazca desde la comunidad y no venir a mostrar un proyecto hecho para ver si lo aprueban o no.  Y de la gente que asistió a esa reunión, un gran porcentaje no lo aprobó. Aquí se desaprovechó una oportunidad para tener realmente una plaza en Ensenada que sea un punto de encuentro de los vecinos y un paseo obligatorio para los turistas que vienen a la zona”, refrendó Renato Aichele, quien añadió que “en el fondo se observa que a esta obra le faltó cariño”, sostuvo Aichele.

Por su parte, el concejal Javier Aburto puso el acento en las dudas que le generó el valor que el municipio pagó por el terreno donde fue construida la plaza, el que significó un desembolso de las arcas municipales de aproximadamente $100 millones de pesos.

“Es un terreno que está con humedales, con un valor desproporcionado (…) Esto no es ser mal agradecido, yo lo que estoy fiscalizando es la plata de todos los chilenos, y la implementación con esta madera que está toda torcida a pocos días de haber sido entregada, es una vergüenza. Estos valores que nos indican para este proyecto, para mí, aquí no se gastó ni la mitad. Es verdaderamente impresentable”, sostuvo.

Una impresión similar fue la que expresó su par Patricio Cortés, quien dijo desconfiar de los montos informados por el municipio como parte de este proyecto. “Por los montos involucrados, a uno le entra la duda, la desconfianza, y entra a pensar y a analizar muchas cosas, como por ejemplo dónde está la plata, dónde están los recursos que yo aprobé como concejal y eso es lo que nosotros vamos a buscar, (saber) qué es lo que pasó con esto. (…) Yo voté a favor de este proyecto, porque se iban a perder los recursos si se votaba en contra”, afirmó el concejal.

Más directo aún fue Marcelo Salazar, quien le pidió perdón a la gente de Ensenada, según explicó, “por lo indigno” de esta obra. “Esto es como una bofetada a los sueños de la gente que vive en Ensenada, lo que nosotros estamos viendo hoy día dista mucho de lo que el señor alcalde ha pronunciado en la radio o en otros medios escritos, respecto a un lugar que yo siento y veo que es poco digno. A mí me da vergüenza enfrentar a la gente de la comunidad de Ensenada con este trabajo que hoy día está a medias, es un trabajo mediocre y lo lamento mucho, porque finalmente lo que se hace es todo lo contrario a lo que nosotros soñamos”, puntualizó el edil. Asimismo, mostró su preocupación por la inseguridad y el peligro que significa para cualquier persona transitar por pasarelas mal construidas. 

“No puede ser que estemos transitando, a una semana de entre comillas la inauguración de este lugar, y las pasarelas ya estén todas chuecas, que esté todo pendiente a que pueda provocarle un accidente a un niño, a un adulto mayor, a una persona con discapacidad. Esto no está apto, esto es algo que realmente da vergüenza”, dijo Salazar.

Pueblos originarios ausentes

Finalmente, el dirigente René Yefi cuestionó la planificación del municipio en torno a este proyecto, al no haber considerado siquiera un espacio para recordar la presencia de los pueblos originarios de la zona, como él hubiera deseado. “Lamentablemente no fue considerado, porque no hubo participación nuestra. Secplac vino y plantó la misma plaza que estaba en Nueva Braunau acá, o sea fue un copy/paste”, reclamó el representante vecinal.

Frente a las evidentes dudas surgidas tras la inspección de los miembros del Concejo y la comunidad de Ensenada, el concejal Renato Aichele Horn informó que se encuentra evaluando con el resto de sus pares realizar una presentación formal al municipio para que se transparenten los recursos involucrados, se explique el por qué de los cambios hechos al proyecto original y se responda por la deficiente calidad del trabajo realizado.