Local

Dirección Nacional de Arquitectura liderará proyecto de Restauración de Iglesia Luterana y Parroquia Sagrado Corazón de Jesús

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

La Dirección Nacional de Arquitectura, del Ministerio de Obras Públicas, liderará los proyectos de restauración de la Iglesia Luterana y la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Puerto Varas, lo que fue informado por el Director Nacional de Arquitectura Raúl Irarrázabal,  quien visitó ambos templos ayer por la tarde, junto a Marco Scheihing, Director Regional de Arquitectura, Pablo Hernández, Jefe Unidad Regional Subdere, Heinz Kusch, Jefe de la División de Planificación del Gobierno Regional, el Alcalde Ramón Bahamonde, el Padre Ramón Mansilla y el Presidente del Consejo Parroquial, Oscar Reyes, junto a otros funcionarios municipales.

Respecto a su visita, el Director Nacional de Arquitectura señaló: “Vinimos preocupados porque el tema patrimonial es de suma importancia y es un eje estratégico en la Dirección de Arquitectura del Ministerio, y esta es una oportunidad de firmar un convenio primero de colaboración y después un mandato para poder desarrollar dos proyectos muy importantes que son los que a la larga crean identidad para la gente de Puerto Varas: la restauración de la Iglesia Luterana y la restauración de la Iglesia Católica”.

Firmarán el convenio de colaboración la Dirección Nacional de Arquitectura, el Gobierno Regional, la Subdere y la Municipalidad de Puerto Varas.

“Nosotros seremos la unidad técnica que licitará el diseño y después licitaremos la ejecución. El financiamiento viene del Gobierno Regional y Subdere, y es un esfuerzo compartido” señaló Irarrázabal.

De acuerdo a la información entregada por las autoridades presente en la visita de inspección a los templos, el convenio se firmaría durante la primera quincena de abril.

 

Parroquia Sagrado Corazón de Jesús

En un plazo aproximado de cuatro meses se estaría licitando el desarrollo del diseño, el cual estaría listo durante el primer semestre del 2020. Una vez listo el diseño se licita nuevamente la ejecución definitiva y la construcción podría empezar a finales del 2020 o principios del 2021 y se estima un año y medio de obras, por lo cual, podría estar siendo entregada a la comunidad a medidos del 2022. La inversión en el diseño es de $250 millones y la inversión en la ejecución de la obra, preliminarmente, sería de $2.200 a $2.500 millones.

El proyecto no sólo consta de la restauración del templo, sino también, de la construcción de salones parroquiales, velatorio, el arreglo de la casa parroquial, y una capilla.

 

Iglesia Luterana

Por su parte la restauración de la iglesia Luterana tendría plazos más cortos pudiendo estar terminada el 2021 y con valores de $100 millones para el diseño y $600 millones para la ejecución de las obras.

Respecto a la concreción de estos proyectos, el Alcalde Ramón Bahamonde señaló: “Este es el paso más importante del tiempo que he tenido contacto y relación con la administración municipal en que un Gobierno ponga como esencia de su política de integración, desarrollo e identidad la restauración de los monumentos. Es por ello que ojalá no vuelva a acontecer lo que ya nosotros vivimos en el año 2008, donde nos quedamos en el diseño, y cambian los Gobiernos tanto comunales como nacionales y también cambian los intereses. Ojalá ésta se socialice, se conceptualice a que es un proyecto de Estado y, como tal, se de lo más rápida posible la rehabilitación de  estos centros que recogen -tanto la Luterana como la Católica- la historia colonizadora que es el orgullo de todos los puertovarinos”

Por su parte el párroco de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, Ramón Mansilla, declaró: “en primer lugar tenemos que agradecer la visita de quienes hoy nos acompañan. Este proyecto, que ya lo he repetido, nació por allá por el año 2008 con el Padre Guillermo López, después lo retomó el Padre Tomás, entonces es un proyecto de larga data y pareciera que ahora vamos a iniciar con un destino verdaderamente efectivo lo que se comenzó hace tiempo, entonces estoy muy contento y ojalá se pueda llevar a cabo y que haya también una respuesta de la comunidad en el sentido de tener la paciencia necesaria para ir esperando los plazos y que todo se vaya concretando como Dios quiere”.