Local

Peligro Inminente para peatones y vehículos: Cruce Línea Nueva - Braunau - Caletera Ruta 5 requiere una urgente solución

El Heraldo Austral

De acuerdo a lo señalado por el Mayor de Carabineros de la Primera Comisaría de Puerto Varas, Mayor Enrique Gutiérrez, y el Capitán de la Sexta Compañía de Bomberos de Puerto Varas, especialidad rescate, Capitán Ignacio Olhaberry, el cruce más peligroso en Puerto Varas es el que se forma a la salida norte de Puerto Varas, pasado el puente sobre la carretera donde confluyen el camino a Braunau, el camino a Línea Nueva y la salida de la caletera de la Ruta 5.

Respecto de este conflictivo cruce conversamos con la Ingeniera Civil en Tránsito, Loreto Calisto, quien nos entregó su visión profesional respecto del diagnóstico y la solución que pudiera tener este entuerto vial.

 

Diagnóstico

“Se formó un cruce que lleva a calles que cada vez están teniendo un crecimiento productivo, habitacional y de conexión cada vez más fuerte y eso hace que un simple cruce, que al comienzo ni siquiera estaba regulado, ya tuviera la demanda que vemos hoy. Los más perjudicados son los vecinos de Línea Nueva porque ellos son la calle que cede el paso, pero más encima son los que necesitan virar a la izquierda hacia Puerto Varas, así que es el cuarto movimiento con prioridad, por lo tanto, bien difícil de hacer la maniobra por los ángulos de visibilidad y las velocidades que traen desde la ruta de Braunau, o los que están saliendo desde el enlace de la ruta 5 o desde el puente sobre nivel de Puerto Varas, así que es muy difícil hacer las maniobras, incluso tienen que esperar que salgan los de la caletera para poder hacer el movimiento. Es un cruce no planificado, que día a día se le aumenta la demanda y conlleva a la congestión vehicular que estamos viendo. Pero no debemos olvidar también, lo difícil que es para un peatón cruzar ahí para tomar transporte público o cruzar para irse caminando hacia Braunau. Las tasas de accidentes peatonales en ese cruce ya están marcando la nota y esta variable de accidentes podría hasta justificar un semáforo”.

 

¿Cómo se llegó a este punto?

“Se puede hablar en términos generales de parcelaciones y desarrollo en caminos públicos y de toda el área de industria y comercio y habitacional. Acá tenemos, nuevamente, el privado mucho más rápido que los organismos públicos diciendo qué hacer en el territorio, sin antes tener la regulación de las entidades públicas, entonces tenemos que se arman parcelaciones, las cuales con suerte lo único que hacen es un acceso a la Línea Nueva, o al camino a Braunau o a la Caletera, con un cuello de acceso pero sin nada de análisis con las intersecciones más próximas. Tenemos actividades comerciales, industriales que están trayendo muchísimo vehículo, si incluso en la caletera de la ruta 5 se instaló una planta de revisión técnica, que si bien presentó un pequeño estudio de impacto vial, sus análisis nunca llegaron a ese cruce. Y Braunau crecre y crece, y el SAG sigue dando permisos para parcelaciones sin meterse en el área de tránsito. Vialidad pavimentó Línea Nueva y eso produjo que inmediatamente todos los flujos que unían Puerto Varas con Llanquihue, en vez de usar a ruta 5, empezaron a usar esta vía que evita el peaje, y las velocidades que se están dando por la pavimentación hacen peligrosísimo el tránsito peatonal y por bicicleta. Todavía tenemos una Dirección de Vialidad haciendo proyectos sin entender la realidad que demanda el punto, entonces ni siquiera pavimenta un metro más ancho para poder generar una especia de vereda o ciclovía, sigue siendo muy básico para el desarrollo de sus proyectos”.

“Tenemos al Departamento de Concesiones del MOP en el lugar que tiene un engranaje muy grande y se demora muchísimo en hacer proyectos nuevos y, de hacer algo en esa intersección, ya sea una gran rotonda o un semáforo, te diría que ni siquiera lo han analizado, no está en sus planillas de aquí al 2023”.

“Entonces, tenemos una desarticulación de todos los organismos públicos, y también tenemos una municipalidad que no tiene un ingeniero en tránsito y no puede abordar el tema dando alguna solución”.

“Si durante este año ya hay congestión vehicular en pandemia, imagínate cuando es todo en rutina con horarios establecidos para entrar al colegio o trabajo, o sea, la gente de Línea Nueva va a tener 4 kilómetros de taco y muchos accidentes más y peatones perjudicados”.

 

¿Qué se puede hacer?

“La Dirección de Concesiones y la Dirección de Vialidad del MOP tienen la tuición de los caminos públicos, tendrían que tomar una decisión de proyecto, analizar prontamente los flujos y llamar a diseñar y construir rápidamente, lo que igual puede tardar dos años. Por lo pronto, la Municipalidad podría decidir evaluar algo con lo poco que cuenta de recursos monetarios y espacios. Claramente yo creo que el MOP va a tener que expropiar unos metros para agrandar ese cruce y habilitar toda una intersección más segura, de mayor visibilidad, de mayor puntos de atravieso y de pistas de virajes exclusivas”, concluyó.