Local

Eric Ebner, Presidente de Cooperativa CRELL: “es un gran logro que la ley reconozca la diferencia que existe entre empresas eléctricas de gran tamaño y las cooperativas eléctricas, que son organizaciones sin fines de lucro”

El Heraldo Austral

En relación a los avances en la Ley de Suspensión de Corte de Servicios Básicos por No Pago

Actualmente, en el Congreso se discute una ley que suspende el corte por no pago de servicios básicos, y permite la posibilidad de pagar en cuotas las deudas que se generen durante la vigencia del estado de catástrofe, proyecto de ley que es seguido con atención en la zona por la Cooperativa CRELL, ya que, a través de la Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas (FENACOPEL), han participado activamente de la discusión que se ha llevado a cabo en los últimos dos meses en el Congreso.

Consultado al respecto, el Presidente de la Cooperativa CRELL, Eric Ebner, que, a su vez, es el Presidente de FENACOPEL, manifiesta conformidad acerca de cómo se está plasmando el proyecto de ley que está en su etapa final y próximo a convertirse en ley de la república, en el sentido de que las Cooperativas podrán otorgar beneficios a sus clientes vulnerables, o que producto de la pandemia COVID-19, tengan dificultades para pagar sus cuentas eléctricas, durante la vigencia del estado de catástrofe, pero que dado el tamaño y los recursos con que cuentan este tipo de organizaciones Cooperativas, se les dificulta asumir el flujo de caja que significa otorgar los beneficios a sus clientes. Por lo tanto, el hecho de que el proyecto de ley involucre a toda la cadena de pago (empresas de generación, transmisión y distribución), les permitirá a las Cooperativas poder estar en condiciones de otorgar los beneficios establecidos en la ley para sus clientes, pero sin poner en riesgo su continuidad operacional, y con ello, la continuidad y calidad del suministro eléctrico.

Finalmente, Eric Ebner, destacó como “un gran logro, que después de tantos años, la ley reconozca la diferencia que existe entre empresas eléctricas de gran tamaño y las Cooperativas eléctricas, que son organizaciones sin fines de lucro, que abastecen a los sectores más rurales del país, en donde se hace más costoso y difícil llevar el suministro eléctrico”.