Local

Essal mantiene en alerta preventiva por lluvias y entrega consejos para el buen uso del alcantarillado

El Heraldo Austral

Debido a las intensas precipitaciones y ráfagas de vientos que se han registrado durante los últimos días en la región, Essal mantendrá su estado de alerta preventiva reforzando los equipos de emergencia en terreno para mantener la continuidad de un servicio de calidad para todos sus clientes y vecinos.

En este contexto, el Centro de Gestión Operativa (CGO) de Essal, a cargo de llevar un monitoreo de la continuidad operativa en tiempo real, mantendrá una coordinación permanente con la ONEMI, a fin de estar mejor preparados ante una posible situación de emergencia.

De acuerdo a la información entregada por la Dirección Meteorológica de Chile, el sistema frontal podría extenderse hasta el fin de semana, por lo que la compañía reiteró su compromiso para colaborar en las instancias que se requiera e hizo un llamado a comunidad a hacer buen uso de la infraestructura sanitaria, evitando levantar las tapas del alcantarillado para evacuar inundaciones.

Esta problemática trae como consecuencia la saturación de las redes de la empresa sanitaria al tener que hacerse cargo de aguas lluvias que se incorporan irregularmente al alcantarillado.

Finalmente, Essal entregó algunas recomendaciones para hacer buen uso del alcantarillado:

  • Desconecta tu sistema de Aguas Lluvia del alcantarillado y denuncia a quienes no cumplan con esta norma.
  • No abra las tapas del alcantarillado en días de lluvia, ni tampoco bote basura, hojas secas o escombros en las rejillas de sumideros y cámaras. De esta forma, evitará que se ocasionen inundaciones que podrían afectar a sus vecinos.
  • En la casa o edificio, evite poner objetos pesados sobre la cámara de alcantarillado, ya que si éstas se rompen ingresarán escombros y basura provocando obstrucciones y rebases en la vía pública o al interior del domicilio.

En el baño, mantenga en buen estado los artefactos sanitarios y no arroje al W.C. envases plásticos, algodón, pañales, colillas de cigarrillos, cartón, bolsas plásticas o cualquier elemento, ya que la infraestructura sanitaria está dimensionada para tratar únicamente aguas servidas, no así desechos sólidos.