Local

Gran convocatoria logra la 7ª versión del Congreso de Historia del Colegio Inmaculada Concepción Puerto Varas

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

El viernes 08 de octubre, durante la mañana, se desarrolló una nueva versión del Congreso de Historia del colegio Inmaculada Concepción Puerto Varas, el que por la contingencia pandémica y por segundo año consecutivo, se realizó en modalidad online, congregando a más de 180 asistentes, entre los que se encontraban estudiantes del establecimiento anfitrión, además de invitados del colegio Inmaculada Concepción de Puerto Montt y del colegio San Francisco Javier.

En esta oportunidad, la actividad se centró en las mujeres y en la lucha feminista que se ha dado con más fuerza en los últimos años en el país, en distintos ámbitos, considerando lo político, económico, cultural, religioso y en el mundo educacional.

De esta manera, participaron en esta versión mujeres que son líderes a nivel nacional en distintas áreas, quienes cautivaron al público con ponencias desde sus experiencias y desde sus investigaciones.

En primer lugar, se presentó Ana Gálvez Comandini, Doctora en Historia y académica del Departamento de Historia de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), quien actualmente se encuentra trabajando en el Proyecto de Identidad y Género de esa casa de estudio. En su presentación puso énfasis en la necesidad de igualar las oportunidades para hombres y mujeres en el mundo educativo, donde vemos que, en áreas como matemática y ciencias, los hombres son quienes más resaltan, no porque sean mejores sino porque estadísticamente está comprobado que las oportunidades, desde la escuela hasta la universidad, son reservadas a ellos.

Gálvez terminó invitando a los profesores y profesoras a brindar los mismos espacios, equilibrando el camino para sus futuros, señalando que “no es natural que la diferencia sexual signifique o represente desigualdad social”.

También se presentó la concejala Rocío Alvarado, dando su visión del rol de la mujer en la política y cómo ha sido trabajar durante estos meses en su cargo. Alvarado destacó lo difícil que ha sido para las mujeres adentrarse en el mundo de la política, siendo esto perjudicial para la sociedad, ya que “ha generado muchas consecuencias en cómo las políticas públicas se construyen, porque justamente las mujeres no hemos tenido o no se nos han creado los espacios de poder para poder estar, justamente, tomando decisiones”.

Desde la Iglesia Católica dio su visión la reconocida hermana Nelly León Correa, quien por años se ha desempeñado como Capellana en la cárcel de mujeres de Santiago. Como religiosa detalló cómo ha sido ser mujer con grandes responsabilidades dentro de una institución considerada machista por su jerarquía, señalando que no ha sido fácil, pero que la fuerza y la misión que tiene entre las más marginadas de Chile, hace no bajar los brazos y seguir adelante.

La hermana Nelly también mostró la realidad de las mujeres que están encarceladas y que son las más excluidas en nuestra sociedad, a quienes asemejó a un “cántaro roto que hay que reparar, a quien se le pegan sus partes, pero al que le quedan cicatrices”. Esa es la misión que tiene en su vida, ayudar a otras mujeres a sanarse y a encontrar espacios donde poder incluirlas una vez que salen de la cárcel, recalcando que todos y todas necesitamos esa oportunidad.

Por último, se presentó la ingeniera comercial y activista feminista, Constanza Bohle, quien trabaja en temas de Género y Economía en la Unidad de Género de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, de la Universidad de Chile. Constanza hizo un repaso de lo que ha sido el movimiento feminista en los últimos años y cómo éste ha reconfigurado el escenario sociopolítico del país, además de poner sobre la mesa muchos temas que antes no eran discutidos, como el abuso de poder dentro de las universidades desde profesores a alumnas, lucha que se ha expandido a distintas universidades del país.

Finalmente, Bohle hizo hincapié sobre el rol que tienen que tener las mujeres en la sociedad, el que tiene que ser “activo como ciudadanas, cuestionándonos constantemente todo… por otro lado, hacer memoria, los espacios como éste contribuyen a eso también”

Todas las expositoras agradecieron este espacio de diálogo, resaltando que sea para estudiantes secundarios, futuros ciudadanos y futuras ciudadanas, para que puedan reflexionar sobre temas como éstos, que promuevan la construcción de una sociedad más justa, tanto para mujeres como para los hombres.

Este congreso, que comenzó en el año 2015, se ha mantenido como un espacio de deliberación sobre temas historiográficos y de la realidad actual de Chile, para estudiantes de la región y público en general, esperando seguir consolidando su espacio y seguir siendo un aporte a la educación ciudadana.