Local

José Miguel Echeverría: “Puerto Varas es como la Tierra Prometida”

El Heraldo Austral

José Miguel Echeverría, más conocido como “Chispa”, es una cara conocida en la escena de las comunicaciones en Puerto Varas. Con 61 años, publicista y administrador de empresas de profesión, se dedicó por pasión y oficio a ser reportero hace 34 años.

Durante los últimos años se ha desempeñado en el departamento de comunicaciones del Municipio de Puerto Varas y en Radio Gratíssima y hace algunos días celebró en la Biblioteca Paul Harris los 30 años de su carrera en el sur de Chile y quisimos conocer un poco más de él en este momento importante de su carrera profesional.

 

 

¿Cómo llegaste a Puerto Varas?

 

Yo partí con mi canal a fines del año 1995 en Puerto Montt y transmitía para Puerto Montt, Puerto Varas y Llanquihue, lo cerré el 2006 (TVX Canal 57 Metrópolis) y llegué a Puerto Varas el año 2007 porque yo conocía a Don Ramón (Bahamonde) hace muchos años, antes de que fuera concejal, como odontólogo, y me había tocado entrevistarlo en mi canal local y siempre hemos tenido buena empatía y, cuando cerré mi canal local, me vine para acá porque él siempre me dijo que cuando necesitara trabajar que acá tenía las puertas abiertas.

 

Hace pocos días celebré mis 30 años de trabajo que he estado realizando en la zona como reportero, como periodista deportivo y comunicador social, que son los 30 años que me he desempeñado acá. Llegué a la zona a fines del año 89 y llegué porque me casé con una mujer del sur, y después me quedé acá, y es difícil que me mueva de acá. Independiente a todo lo que ocurra o deje de ocurrir yo voy a seguir acá, ya soy sureño.

 

¿En este momento en qué estás?

En este momento me desempeño para el municipio de Puerto Varas en la parte comunicaciones, cubro todo lo que es la actividad deportiva y en las tardes también me desempeño en la parte comunicacional para el municipio de Llanquihue, y también ahí tengo un programa en la televisión, en un canal de telefónica del sur, pero siempre relacionado con comunicaciones.

 

A mi siempre me han relacionado políticamente, pero la única política que tengo es trabajar, claro que cuando uno trabaja en un municipio siempre te hacen la relación política, pero en este caso no me complica porque siempre me he llevado con todas las personas, lo mío es otra cosa.

 

¿No tienes partido?

No, no milito en ningún partido. Yo soy como el común de los chilenos, si no trabajo no como. Político nunca he sido, pero me llevo bien con los políticos, conozco muchos políticos.

 

¿Tú eres bien cercano al Diputado Fidel Espinoza?

Sí, hace muchos años, somos muy amigos. Él es padrino de mi hijo mayor...un misterio para nadie y con Fidel nos conocemos desde antes que fuera político. Es una muy buena persona, yo lo quiero mucho, somos como familia porque se crean lazos familiares, como también quiero mucho a Ramón (Bahamonde) independiente de las empatías políticas. Yo con Don Ramón he vivido experiencias muy bonitas, y en los peores momentos la persona que siempre me ayudó ha sido él, y eso lo reconozco, y creo que muchas veces se habla del político pero no se conoce a la persona. Yo conozco a la persona y del político te puedo decir que las empatías cada cual las tiene, pero yo creo que antes de juzgar a una persona hay que conocerla bien, y el lado humano que yo conozco de don Ramón siempre ha sido bueno, estoy muy agradecido y soy agradecido. Hay mucha gente que me dice “yo no comparto tu punto de vista”, bueno es que la vivencia tuya y la vivencia mía son distintas. Mi vivencia ha sido de amistad, de compartir, laboral.

 

A veces nos falta ser un poco empáticos y saber escuchar. A los seres humanos nos gusta mucho escucharnos y eso no es bueno. Mi experiencia en el sur ha sido positiva y por eso quise celebrar estos 30 años, como una manera de agradecerle a la gente todo lo que me ha entregado esta ciudad de Puerto Varas y lo que me ha entregado Puerto Montt y el sur.

 

¿Te gusta Puerto Varas?

Me gusta mucho.

 

¿Por qué te dicen Chispa?

Recibí ese apodo de Manuel Aguilar, que es un atleta senior que corre todavía en Puerto Montt, tiene cerca de 81 años, y a este hombre le llamó la atención que siempre he sido activo, que siempre he estado creando cosas, siempre he sido proactivo porque a mi nada me han regalado. Y nos juntábamos durante un buen tiempo y un día me dijo “sabes qué, tú eres un tipo chispeante, eres un tipo que siempre está con algo bueno, nunca te he visto amargado, así que yo a partir de hoy - él andaba con una medalla que había ganado en Bariloche, en una corrida, y puso la medalla adentro de un vaso de schop y me dijo- a partir de hoy te bautizo como Chispa. Y quedé como Chispa. Ese es el motivo del nombre. Alguna gente me pregunta ¿tú fuiste eléctrico?, ¿te pusieron Chispa porque eres mal genio?, no para nada, soy demasiado tolerante, demasiado.

 

¿Te gusta el apodo?

No me incomoda porque de alguna manera es como soy yo.

 

¿Pero no te gusta totalmente?

Mira, me hubiera gustado que me hubieran dicho como me decía mi mamá: Chino, porque yo cuando chico era achinaito para reírme. Pero Chispa es como lo que yo he mostrado acá en el sur, un tipo proactivo, un tipo trabajador.

 

¿Qué te depara el futuro?

Me gustaría estar en un medio donde pudiéramos hacer más programas deportivos, yo creo que la gente necesita más cultura, más deporte, necesita programas que le llenen el alma, yo creo que hay demasiadas noticias, demasiada política, tiene estresada a la gente. Me gustaría tener un espacio donde de manera frecuente se hablara de la cultura y el deporte, y la información que sea lo que hay que informar sin caer en lo farandulero, porque tú ves que hoy día todos los medios que nos llegan de un crimen están hablando toda una mañana, levantan el cuerpo, la resucitan, la vuelven a matar, es una cosa atroz, yo lo encuentro de un morbo terrible. La gente acá en el sur necesita cariño, necesita programas que le llenen el alma, necesita afecto, porque la gente a veces está muy sola, está muy triste.

 

¿Tú vives en Puerto Varas?

Sí en Puerto Varas. Puerto Varas es como la tierra prometida, porque acá he encontrado muchas cosas: acá he encontrado trabajo, acá he encontrado afecto, he encontrado cariño, buenas amistades. Estoy muy agradecido de la gente de Puerto Montt, yo trabajé 20 años en Puerto Montt en radio y en televisión, pero después que me separé me quedó ese estigma de dolor tan grande que quedé como con un estigma y Puerto Varas fue la tierra prometida, por eso me vine a Puerto Varas.