Local

Para ofrecer la mejor experiencia de aprendizaje en modelo híbrido presencial/remoto: Colegio Inmaculada Concepción de Puerto Varas habilitó todas las salas de clases con equipos de vanguardia digital

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Inversión alcanzó los $150 millones para las 30 salas del establecimiento

Con el objetivo de ofrecer la mejor experiencia de aprendizaje en el sistema híbrido presencial/remoto que la educación chilena ha tenido que implementar debido a la pandemia, y luego de visitar otros colegios e incluso instituciones de educación superior buscando conocer otras realidades, el colegio Inmaculada Concepción de Puerto Varas decidió invertir los recursos necesarios para habilitar las 30 salas del establecimiento con la tecnología necesaria para ofrecer a sus 1.200 alumnos la mejor calidad de educación tanto a los alumnos presenciales, como a aquellos que desde sus hogares están estudiando. Cada sala del colegio posee una pantalla gigante touch, una cámara que va grabando al profesor, un moderno sistema de audio, un computador para poder ir dando las clases y un cable de internet dedicado a cada sala.

Al respecto comenta Faustino Villagra, Director del Colegio ICPV, “para enfrentar el desafío de la pandemia y después  de visitar otros colegios y conocer realidades incluso de educación superior, decidimos hacer una inversión importante y, en el fondo, adaptar todas las salas de clases para lo que nosotros entendemos como la educación del siglo XXI, la pandemia nos obligó a integrar todos los medios digitales que ya existían hace rato y que no los habíamos integrado porque no era tan necesario”.

“Hoy día tenemos todas las salas del colegio con pantallas digitales o classtouch que, en el fondo, es un tablet gigante donde el profesor con un dedo hace la clase. En cada sala hay un computador y el profesor hace clases súper dinámicas, muy entretenidas. Realmente es increíble cómo acelera los procesos de aprendizaje porque antes lo que el profesor enseñaba en tres o cuatro horas, ahora con una hora basta, o menos. Esto va asociado a un equipo de amplificación espectacular, donde el profesor trabaja con alumnos presenciales y los alumnos remotos, ya que hay una cámara que permite que el profesor sea visto y escuchado por los alumnos en la casa, esto acompañado con un cable de red  que lleva internet a cada sala. El wi fi se cae por muy bueno que sea. Esos cuatro elementos habilitados en las 30 salas nos hacen estar en la vanguardia educacional” explica Villagra.

Consultado el Director, respecto a si habían tenido casos de coronavirus, explicó “Hemos tenido dos casos de coronavirus: un alumnos de cuarto medio que activó protocolos y obligó a dejar en la casa por una semana a toda la media, por prevención. Recordemos que hay recreos diferenciados. Y un funcionario que se infectó en la casa. Hemos funcionado súper bien a nivel de comunicación con las autoridades de salud. Hemos aprendido a vivir con la pandemia de forma responsable” finalizó el Director.