Local

Siete años de espera: la promesa incumplida del cuartel de bomberos de Ensenada

El Heraldo Austral

Siete años llevan esperando los bomberos de Ensenada por el cuartel que prometió en 2015 Rodrigo Peñailillo, ex ministro del interior en el gobierno de Michelle Bachelet, cuando visitó la zona afectada por la erupción del Volcán Calbuco. Ensenada es una localidad perteneciente a Puerto Varas, una comuna con suficiente infraestructura urbana, pero con escasos recursos en el área rural. Este es un sector que no cuenta con cuartel de bomberos ni ambulancias, por lo que los servicios de urgencia deben prestar apoyo ante diversas emergencias de fuego y rescate, sin contar con la infraestructura y los recursos necesarios para ello.

En casi 40 años de existencia, la Séptima Compañía de Bomberos de Ensenada, nunca ha contado con un cuartel que le permita pernoctar y hacer guardias rotativas para llegar a tiempo a una emergencia. Y si bien los bomberos acuden al 100% de las solicitudes, el tiempo de respuesta es lento, ya que cuando reciben un llamado, los voluntarios deben acudir desde sus casas -o desde donde estén- hasta el galpón facilitado por la municipalidad donde guardan el carro bomba y sus equipos. Cabe destacar, que si en algún momento la municipalidad de Puerto Varas necesita hacer uso de este lugar, el carro de bomberos quedaría en la calle, ya que no cuentan con un lugar propio para aquello.

En Ensenada viven 1.500 personas aproximadamente y existe una población flotante de 4.000 en temporada alta, es una localidad donde se practican diversos deportes como rafting, kayak y senderismo, se encuentra a los pies de los volcanes Osorno y Calbuco, y colinda con el parque nacional Vicente Pérez Rosales, uno de los más grandes de nuestro país, por lo que el riesgo de catástrofes naturales, incendios forestales y accidentes es muy alto. Es por eso que la comunidad urge a las autoridades a dar solución a esta problemática, ya que ante cualquier emergencia los bomberos de Ensenada serían los primeros en prestar ayuda y son los únicos que cuentan con un DEA (desfibrilador cardiaco) para dar primeros auxilios en el sector.

Actualmente, hay 24 bomberos activos, pero como no se pueden establecer turnos de guardia, sólo los que están disponibles al momento de una emergencia acuden al llamado. A esto se suma que cuentan con dos carros, pero uno de ellos está fuera de norma, por lo que sólo puede trasladar al conductor y dos personas más, y los trajes que utilizan fueron donados por bomberos de Puerto Montt, una vez que ellos los dieron de baja, por lo que no cumplen con el estándar adecuado para trabajar en condiciones adversas como la lluvia, en un sector donde llueve la mayor parte del año.

Bomberos de Ensenada cuenta con el terreno para construir el cuartel, y ya tienen ingresado el permiso de edificación y el diseño, sólo falta que desde el gobierno central traspasen los recursos a la Junta Nacional de Bomberos para licitar y comenzar la construcción. Según señalan los mismos voluntarios “esto sin duda irá en beneficio directo a la comunidad, ya que permitirá disminuir el tiempo de respuesta para acudir a una emergencia y realizar más capacitaciones y cuadrillas con sus funcionarios y futuros voluntarios”.

Respecto de esta situación, el Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Puerto Varas, Marcelo Ponce, agregó “el problema del cuartel sigue sin solución de financiamiento. La construcción la ejecuta  la Junta Nacional de Bomberos con recursos de la Subsecretaría del Interior, pero el problema es que esos recursos no están disponibles para poder licitar. El proyecto está completo incluyendo su permiso de construcción pagado. Mientras Interior no le devuelva fondos rendidos por cuarteles anteriores no se puede licitar”.