Opinión

Garantes de la seguridad fronteriza

El Heraldo Austral

Por José Ignacio Palma Sotomayor
Director Nacional de Aduanas

Hace ya 27 años las Naciones Unidas instauraron el 26 de junio como el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, dándole la relevancia que ameritaba a este tema que con la evolución de las sociedades se ha vuelto cada vez más complejo al comprometer la seguridad de los países y la salud de las personas.

Para la Aduana chilena y las de todo el mundo, el combate del narcotráfico y del crimen organizado que se mueve en este ámbito se ha constituido en una de sus grandes misiones institucionales, volcando grandes recursos humanos y económicos para enfrentarlos con decisión en los puertos, pasos fronterizos y en todos los puntos de control terrestres, aéreos y marítimos donde sus equipos de funcionarios están presentes.

En el caso del Servicio Nacional de Aduanas, existen unidades de drogas dedicadas 100% a fiscalizar, detectar y evitar el ingreso de diferentes tipos de drogas al país, incluidos más de 30 binomios caninos compuestos por guías y canes rigurosamente entrenados para olfatear cualquier tipo de sustancia ilícita y dejar al descubiertos los más insólitos métodos de ocultamiento.

Así es como Aduanas ya ha logrado decomisar, durante el 2019, 172 mil unidades de MDMA o éxtasis, una gran cantidad de ellas sólo las últimas dos semanas, y 1.400 kilos de marihuana, cocaína y pasta base

El nivel de profesionalismo y eficacia que hemos alcanzado en el combate al narcotráfico nos llena de orgullo, porque las Aduanas de todo el mundo nos hemos convertido en actores claves para proteger no sólo los flujos de comercio exterior, sino que también para ser las grandes barreras de entrada en las fronteras y aportar, de esta forma, a la seguridad fronteriza y protección de la ciudadanía y sus familias.

Este es el camino que estamos profundizando y que hoy nos hace ser parte de diversas instancias de coordinación interinstitucional, como las Mesas de Seguridad con el Ministerio del Interior, el Ministerio Público, las policías y las Fuerzas Armadas, compartiendo la experiencia de nuestros funcionarios y sus métodos de trabajo basados en la rigurosa fiscalización, análisis de información e inteligencia.