• 20 de Julio

Sugeridos:

Herminio Ruiz, Alma y Corazón de Llanquihue

Por Boris Cortez Gallegos


Hablar de Herminio Ruiz, es hablar de humildad, dedicación, sabiduría, vocación de servicio público en cuanto a educación me refiero, ya sea como profesor, folklorista, Director Técnico (Fútbol), pero por sobre todas las cosas amor por su familia esposa, hijos, nietos, amigos etc. 

En estos días el redentor lo llamó a su reino para sentarlo a su derecha. Su gran herencia que dejó en vida fueron las raíces folklóricas que corría por sus venas y corazón, en cada ensayo, presentación que a lo largo de su vida fue inculcando generación tras generación el amor por la patria, por nuestro amado país; verlo cantar, tocar cada instrumento con su infaltable guitarra y su carisma que contagiaban a todos los que presenciaban sus actuaciones por la ciudad y región, provocando siempre orgullo en su amado LLanquihue, es y será su gran legado. Con mucho cariño y amor lo recordarán por siempre sus alumnos del Colegio Inés Gallardo Alvarado y especialmente su escuela de Loncotoro la cual merece llevar su nombre. Se destacó como deportista en varias disciplinas como ping pong, atletismo, donde logró grandes triunfos, y reconocimientos.

Su persona fue el gran impulsor de los festivales o encuentros nacionales, regionales e internacionales de Folklore en la ciudad de las esculturas. Su persona ya no estará presente, pero sus hijos Javier y Patricio heredaron el amor por nuestro baile nacional, por lo cual su legado siempre vivirá y continuará a lo largo de los años. Hace pocos días la municipalidad  lo homenajeó como ciudadano destacado en la ciudad industrial.  

Condolencias a la familia, viva Chile, viva Llanquihue y viva el Folklore. Gracias Herminio por toda tu enseñanza, por haberte conocido en vida y desde el cielo sigue tocando tu guitarra y alegrando los corazones de los Llanquihuanos. Quién más que tú merece el cielo para sembrarlo entero