Opinión

Mecánica Simple

El Heraldo Austral

Colores

Una decisión informada sobre qué color debiese tener su próximo vehículo consideraría:

 

1) Seguridad. Los colores claros tienen la ventaja de ser más visibles en la penumbra, lo que contribuye a evitar accidentes. Otros colores, como el rojo tomate, por muy llamativos que sean de día, tienden a desaparecer al oscurecer.

 

2) Efecto térmico. La luz solar es reflejada por los colores claros, pero absorbida por los oscuros. Un auto negro estacionado al sol tiende a convertirse en un horno.

 

3) Durabilidad ante la luz UV. El hecho que el sol no rebota sobre colores como el negro y el rojo y azul oscuros causa que estos pierdan su intensidad. En la medida que mantengan un barniz transparente sobre ellos, su resistencia al sol es mayor.

 

4) Facilidad de reparar. Los colores metálicos son los más difíciles de igualar. Las pinturerías automotrices usan sofisticados programas para igualar los colores de fábrica, pero aún así se requiere de un buen pintor para lograrlo, especialmente si la pintura original está desteñida.

 

5) Aspecto ante suciedad. Si la suciedad es, por ejemplo, polvo de los caminos, su color claro inicialmente será más notorio sobre pinturas oscuras.

 

6) Valor de reventa. Colores comunes y sobrios ayudan a vender un vehículo. Colores tropicales requieren compradores tropicales, que son los menos.

 

¿Cuáles son los colores favoritos? Según una encuesta hecha por DuPont en 2012, un 23% de los autos vendidos en el mundo son blancos, un 21% negros, un 18% plateados, un 14% plomos, un 8% rojos y ningún otro color supera el 6%. El blanco domina en casi todos los mercados, llegando a su máximo en Sudáfrica con un 38%, pero en China logra sólo un 16%. Tiende a ser más preferido para los vehículos más económicos y los utilitarios, mientras que los vehículos de lujo tienden a ser negros o gris oscuro.

 

7) Fidelidad histórica. Si su auto es un clásico, es mejor que esté pintado en su color de fábrica o en su defecto, en otro color en que se ofreció cuando nuevo. Un Ford Fairlane del año 1958, originalmente en crema y turquesa, se vería ridículo pintado entero en gris metálico.

 

8) Gusto. Si a pesar de haber considerado los factores anteriores, a Ud. le sigue gustando un color que no entusiasma a otros, tendrán que acostumbrarse. De gustibus et coloribus non est disputandum.

 

Thomas Poulos

ExpressAuto

Salida Puerto Varas hacia Alerce fono 652232373

www.expressauto.cl