Opinión

[OPINIÓN] "Familias de Acogida" Por Anne Traub, Directora Fundación Niños Primero

El Heraldo Austral

El aumento en el número de postulaciones para ser “Familia de Acogida” –cuidadores transitorios de niños que han sido vulnerados en sus derechos- como parte de la campaña del Servicio Mejor Niñez (ex Sename), es una buena noticia para Chile.

Esta vez fueron más de 600 las personas que dijeron estar disponibles para ser Familia de Acogida “Externa” y recibir en sus casas a niños que vienen duramente marcados por su experiencia previa y que, si no contaran con esta opción, deberían ingresar a una residencia del ex Sename, pasando a estar “institucionalizados”. 

Sin embargo, existe otro mundo, las Familias de Acogida “Extensas”, que son abuelos, tíos u otro familiar consanguíneo o con vínculos emocionales probados que se hacen cargo de los niños para así evitar su institucionalización.

En ambos casos, ser cuidador no basta. Se hace necesario generar instancias de acompañamiento a esas familias para dotarlos de herramientas para desarrollar una afiatada relación con el niño, propiciando vinculación y educación.

¿Cómo hacerlo? En Valparaíso ya se está probando un programa piloto inédito, con las Familias “Extensas”, donde se reunieron privados y Estado, coordinado por Fundación Niños Primero, en que se acompaña durante 5 meses a las Familias de Acogida junto al niño. Lleva dos ediciones y auspiciosos resultados. Pero se puede hacer más.

Hago un llamado a seguir activando soluciones colaborativas para potenciar y lograr lo mejor entre esas familias entusiastas – a veces carentes de recursos vinculares o económicos- y los niños en situación de vulnerabilidad para que como país así contribuyamos al mandato “de que todo niño tenga derecho a vivir en familia”.

Anne Traub

Directora Fundación Niños Primero