Opinión

[OPINIÓN] "Vota Puerto Varas" Por Pablo Ortúzar A.

El Heraldo Austral

Cuando en Noviembre del año pasado las secuelas no buscadas de violencia y destrucción del Estallido Social se cernían sobre la comuna y la ciudad de Puerto Varas, no fue desde la administración municipal ni desde nuestra entusiasta juventud intelectual que surgió la solución.

Tampoco fue desde allí que nacieron las iniciativas sociales que mitigaron los devastadores efectos del Covid19 sobre los ingresos familiares y el empleo de las familias más vulnerables de la comuna en los meses que siguieron, antes de que llegaran efectivamente los soportes monetarios y en especies desde la Previsión y el Gobierno Central.

No, no fue desde la alcaldía de entonces ni desde la academia, sino desde la diversidad de la sociedad civil de Puerto Varas con apoyo de algunos Concejales, desde donde surgió espontáneamente la organización, que supo poner en marcha con inteligencia, convicción y efectividad, las acciones que aminoraron pacíficamente los efectos destructivos sobre la comunidad que ambas amenazas produjeron. No fue con provocación que desde los más diversos rincones salimos por semanas a proteger la ciudad y ocupar sus espacios públicos, ni fue con alardeos intelectuales, publicitarios ni políticos, que salimos a apoyar con canastas de alimentos y con suministros básicos a quienes más necesitaban.

Hoy vivimos una frágil tranquilidad artificial que ha sido posible gracias a la sistemática inyección de recursos desde los ahorros previsionales y desde el endeudamiento público, necesaria para amainar los inéditos efectos de la Pandemia. Pero ella no consigue esconder los enormes desafíos morales, sociales y económicos que deberemos enfrentar a nivel de la familia, de la comuna, de la región y del país, en los tiempos que se avecinan.

Y nuevamente, no será desde la pretendida permanencia de los viejos caudillos locales perdidos en la complicidad abusiva de sus pequeños feudos, ni tampoco será desde el apuro por el recambio fundacional de nuestra impaciente intelectualidad juvenil, que surgirá un liderazgo con genuina vocación de servicio público, conciliador, honesto y efectivo. Ese es el tipo de autoridad que nuestras familias - todas nuestras familias – necesitan, para salir bien y ojalá más unidos, de los temporales que se avecinan.

Es por esto que hoy más que antes resulta especialmente importante para nuestra comuna acudir a votar y hacerlo bien informados.

Porque la calidad humana, verdadera vocación de servicio público, experiencia, transparencia y eficacia de las nuevas autoridades y sus equipos, pueden hacer la diferencia.

Por eso vota Puerto Varas y vota bien!

Por Pablo Ortúzar A.