Regional

Cóndor es rehabilitado en Centro Universitario en Puerto Montt

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Ave fue trasladada desde la localidad de Puerto Ramírez (Palena), hasta la sede De la Patagonia de la Universidad San Sebastián, lugar en el que busca abrir sus alas para una pronta liberación.

 En un predio, tranquilo, inmóvil y un poco desorientado. Así describe el Dr. Javier Cabello el encuentro que el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) tuvo con un ejemplar de cóndor en Palena, el que gracias al llamado de un agricultor de la zona pudo ser rescatado y trasladado (vía aérea) hasta el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de la Universidad San Sebastián en Puerto Montt.

 El animal, que fue sometido a exámenes de sangre y radiografías, se encuentra en perfecto estado físico. Incluso, personal del SAG efectuó tres intentos de liberación, pero el ave no emprendió el vuelo.

 “Por las condiciones que presenta este ejemplar de cóndor, podemos decir que se trata de un polluelo que está en etapa de aprender a volar. Así también lo demuestra la evidencia, porque hace intentos, pero no logra elevarse normalmente, pese a que es robusto y su condición física, óptima”, advierte el Dr. Cabello.

 ¿Cómo es que un cóndor que no sabe volar?

El especialista comenta que la razón más apropiada que explique esta situación se basa en que se trata de un polluelo de menos de un año que, al dejar el nido, terminó en el predio sin poder retomar el vuelo de regreso.

 Liberación

Por ahora, el ave se mantiene bajo un estricto control de alimentación, supervisión y observación, como también con sesiones de entrenamiento. “El trabajo es lento, pero va mostrando avances. Por instinto, ellos abren sus alas y se aventura al vuelo, pero tiene que mejorar la técnica. Cuando eso suceda, estará en condiciones de reinsertarse a su hábitat natural y, por lo tanto, en condiciones de ser liberado”, concluyó el académico.

 Al respecto, gracias a la gestión de la Dra. Carola Valencia, académica de la carrera de Medicina Veterinaria de la misma institución, se coordinó el poder realizar una liberación blanda (hacer seguimiento a su evolución) en el Parque Tagua Tagua, donde existe una colonia de alrededor de veinte cóndores. “Es importante que tenga contacto con sus congéneres; por lo mismo recomendamos este traslado al parque, donde se le hará un monitoreo constante con el guardaparque del lugar. Además se está coordinando realizar un seguimiento con telemetría para hacer un mejor monitoreo”, dijo la especialista.

 El cóndor es una especie protegida en Chile y, como carroñeros, se les define como “limpiadores de ecosistemas”, al alimentarse de cadáveres, llegando a ingerir unos 5 kilos de carne en un día. Además, se encuentra entre las aves más grandes del mundo capaces de volar. Pueden llegar a pesar 15 kilos y sus alas alcanzan los tres metros de longitud.